Charlotte.- El primer idioma europeo que se habló en donde hoy se ubica Charlotte fue el español.

Exploradores españoles

En 1540, una expedición del explorador español Hernando De Soto, primer europeo que cruzó el Río Mississippi, viajó  hasta Chalague, un lugar ubicado en el suroeste de Charlotte.

El 17 de septiembre de 1567, exploradores españoles liderados por el capitán Juan Pardo, visitaron el pueblo nativo de Otari, en un territorio que hoy es la ciudad de Charlotte.

Luego, Pardo fundó el Fuerte San Juan, el primer asentamiento europeo en el interior de Carolina del Norte en Joara, un pueblo nativo americano cerca de Morganton.

Las exploraciones de los españoles en el área de Carolina del Norte precedieron por 67 años al asentamiento de Jamestown en 1607 por los ingleses en la frontera entre los actuales estados de Virginia y Carolina del Norte. Esto también ocurrió 80 años antes de la llegada de los peregrinos a Plymouth Rock a Nueva Inglaterra en 1620.

La visita de Pardo se dio 40 años antes de Jamestown y 53 años antes del arribo de los peregrinos.

La presencia hispana en Charlotte ocurrió 79 años antes llegada de los primeros  esclavos africanos a Virginia en 1619.

Siglo 19

En 1548, la guerra entre Estados Unidos y México terminó después de dos años de hostilidades con la derrota de las fuerzas mexicanas, siendo James Polk, el undécimo presidente estadounidense, nacido en Pineville, poblado adjunto a Charlotte.

El sombrero militar del presidente mexicano Antonio López de Santa Ana reposa en el sitio estatal histórico dedicado a Polk.

En 2020, la población hispana en Pineville llegó al 21 por ciento de los habitantes de la ciudad adscrita al condado de Mecklenburg, que contiene un número significativo de negocios mexicanos.

Siglo 20

Los ecuatorianos fueron los pioneros latinos que se asentaron en Charlotte en el siglo 20.

En 1948, hace setenta y dos años, llegó la familia Espín, seguida de la familia Peralta.

A principios de los sesenta, puertorriqueños que se retiraron de las bases militares de Carolina del Norte se establecieron en la región de Charlotte.

Asimismo, cubanos que huyeron de la Revolución de Castro hicieron de la Ciudad Reina su nuevo hogar.

Ciudad hermana

En 1962, la ciudad peruana de Arequipa se convirtió oficialmente en la primera ciudad hermana de Charlotte.

En 1981, el Departamento de Estado aprobó la creación de un consulado honorario mexicano en Charlotte, después de haber rechazado la petición tres años antes, por considerar que no había suficientes mexicanos afincados en Carolina del Norte

Durante los ochenta, un pequeño grupo de familias sudamericanas y caribeñas componían la mayoría de comunidad latina en Charlotte.

El censo decenal de 1990 contó 6,693 hispanos en el condado de Mecklenburg.

A principios de los noventa, cubanos, colombianos, peruanos, ecuatorianos, venezolanos y chilenos fundaron la Coalición Latinoamericana (LAC), la Cámara Latinoamericana de Comercio de Charlotte (LACCC), la Asociación de Mujeres Latinoamericanas (LAWA) y el Consejo Latinoamericano de Charlotte (Enlace).

Al mismo tiempo, la construcción de la Torre del Banco de América, diseñada por el argentino César Pelli, inició la ola de inmigrantes mexicanos y centroamericanos en Charlotte, que se integraron al sector de la construcción.

Las autoridades estadounidenses y representantes del gobierno mexicano cooperaron en el desarrollo de datos y formas de beneficiar y proteger a los constructores inmigrantes del rascacielos (entonces torre del Nations Bank).

Siglo 21

Primer latino elegido

En 2000, el censo decenal contó 44,871 latinos en el condado de Mecklenburg.

Los ataques terroristas de 2001 originaron un sentimiento antiinmigrante que también impregnó a Carolina del Norte, así como a Charlotte.

En 2002, Dan Ramírez, de origen colombiano, afiliado al Partido Republicano, fue el primer latino elegido para la Junta de Comisionados del Condado de Mecklenburg.

La apertura de la primera tienda de Compare Foods en Charlotte, en 2004, más los precios del mercado inmobiliario en la Ciudad Reina, más bajos que Florida, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Pensilvania e Illinois, trajeron un flujo de inmigración caribeña de personas de origen dominicano, puertorriqueño y cubano a nuestra metrópoli.

El entonces alcalde Pat McCrory estableció en 2005, una comisión para estudiar los efectos a la inmigración en Charlotte.

En 2005, los comisionados de Mecklenburg  Bill James, Jim Puckett y Dan Bishop, propusieron un plan contra los indocumentados, que en su preámbulo decía que las acciones irresponsables de los “ilegales” estaban causando la muerte de ciudadanos.

En abril de 2006, más de 10,000 inmigrantes se congregaron en el Parque Marshall de la ciudad para rechazar el proyecto de ley Sensenbrenner, que criminalizaba a los indocumentados.

287g

En 2006, la Oficina del Sheriff del Condado de Mecklenburg (MCSO) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) iniciaron el programa de deportaciones 287g en la cárcel local, que expulsó de Charlotte hasta 2018 a alrededor de 17,000 inmigrantes indocumentados, 97 por ciento latinos.

Una tarde de abril del 2006, más de 10,000 inmigrantes se congregaron en el Parque Marshall de la ciudad para rechazar el proyecto de ley federal Sensenbrenner, que criminalizaba a los indocumentados.

Dos años despupés, en 2008, el comisionado de Mecklenburg, Bill James, comparó a los indocumentados con prostitutas y narcotraficantes.

Un partido de futbol de la selección mexicana contra Islandia congregó en 2010 más de 63,000 aficionados en el estadio de las Panteras de las Carolinas.

En 2010, el censo decenal contó 111,944 hispanos en el condado de Mecklenburg.

Para responder a los efectos devastadores del programa de deportaciones 287g, se creó en 2012 el grupo Familias Unidas, compuesto por indocumentados en proceso de deportación. La organización impidió la expulsión de decenas de inmigrantes.

A  comienzos de 2015, tras más un año de trabajo, el Grupo de Integración de los Inmigrantes de Charlotte (IITF), entregó sus conclusiones al Concejo Municipal, abogando por una reforma migratoria y una serie  de pedidos para favorecer a la población foránea afincada en la ciudad y Carolina del Norte.

En 2016, la comunidad centroamericana  de Charlotte se conmocionó por el arresto por parte de ICE de adolescentes salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, que habían llegado en ola migratoria en 2014.  

41 mil estudiantes hispanos en el CMS

En 2015, la exposición Nuevolution, sobre la historia de los latinos en la Ciudad Reina y Carolina del Norte, se exhibió en el Museo Levine del Nuevo Sur.

El 6 de noviembre de 2018, la política Susan Rodríguez McDowell se convirtió en la segunda persona con raíces hispanas en ocupar un puesto de elección por votación en la región de Charlotte. Rodríguez-McDowell, de ancestros cubanos y puertorriqueños, derrotó a Bill James, quien había sido el peor enemigo de los indocumentados y tuvo el puesto de comisionado del condado de Mecklenburg por el distrito 6 durante 22 años.

A mediados de 2019, la ciudad de Charlotte creó una oficina dedicada a la población inmigrante.

En el otoño de 2019, el número de estudiantes hispanos superó el registro de blancos en el Distrito Escolar de CMS, con 41,000 alumnos.

En diciembre de 2018, se eliminó el programa de deportaciones 287g.

Entre 2019 y 2020, se inauguraron los consulados de El Salvador y Honduras en Charlotte, con jurisdicción primordial en las Carolinas, los primeros en 250 años de historia de la ciudad.

En 2020, por primera vez, mediante intervención del grupo Fiestas Patrias, la Ciudad de Charlotte, el Condado de Mecklenburg y la Junta de Educación local, hicieron proclamas y menciones oficiales con motivo del Mes de la Herencia Hispana.

El Censo de 2020 estableció que la población hispana de Mecklenburg era de 170,000 habitantes.

En 2022, el parque Arequipa, construido en los setentas del siglo pasado, está siendo demolido como consecuencia de un plan de edificar un nuevo edificio donde se ubicará la biblioteca pública de Mecklenburg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.