Raleigh.- Tres jóvenes fueron detenidos como sospechosos de cometer decenas de robos en casas por el norte del condado Wake.

Dos de los presuntos criminales son de origen latino, según la información que reveló el sheriff la semana pasada. El grupo criminal acumula más de 40 casos criminales por separado, señaló la agencia del orden.

Luego de recibir una cantidad inusual de reportes de robos en mayo y tras una larga investigación, las autoridades ubicaron a los sospechosos y finalmente los detuvieron en una parada de tráfico.

Keshaun Christopher Byrd

Los acusados de la serie de robos son Isaac Joshua Muñoz y Keshaun Christopher Byrd, ambos de 20 años y habitantes de Raleigh.

Isaac Joshua Muñoz

El tercer detenido es Nelson Gómez Pérez, de 19 años y originario de Durham.

Nelson Gómez Pérez

Al momento de los arrestos, junto con los tres presuntos asaltantes también se encontraba una joven menor de edad. La muchacha había sido reportada como desaparecida en el estado de Pensilvania.

Los servicios locales de protección infantil y el Departamento de Seguridad Nacional, fueron notificados para ayudar en el caso de la menor, informó el sheriff

Múltiples robos

De acuerdo al reporte policial publicado el 17 de junio de 2022, los detenidos entraban a las cocheras de las casas y se robaban vehículos de lujo, computadoras, armas y otros objetos personales de valor.

Los presuntos culpables utilizan los autos para huir a toda velocidad del área y también de la ley, para luego abandonarlos en diversos lugares en el centro de Durham o en la carretera en el norte de Wake.

Tras ser ubicados y detenidos, los agentes registraron el apartamento de los sospechosos y encontraron armas, dinero falso, equipo de computación y de electrónica; entre otros artículos.

Los tres jóvenes han sido acusados de 17 cargos de robo, 67 cargos de allanamiento de morada, 8 cargos de robo de vehículos motorizados, 4 cargos de daños a la propiedad y 9 cargos de robo de armas de fuego.

Tras las rejas

El sheriff en Wake informó que Byrd y Muñoz, confesaron los crímenes y ambos fueron llevados al Centro de Detención del Condado Wake para ser procesados.

Para lograr su libertad mientras esperan su proceso en corte, Byrd recibió una fianza garantizado de $300,000 y Muñoz de $2 millones.

Mientras que Nelson Gómez Pérez, se encuentra en la cárcel del condado de Chatham, bajo un bono asegurado de $50,000 y será procesado por los mismos delitos.

El sheriff Gerald Baker aseguró que continúan las investigaciones para determinar si hay otros sujetos involucrados en los robos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.