Aakim Hose Franklin

Raleigh.- El deceso repentino de Aakim Hose Franklin, preso en el centro de detención del condado de Wake, ha desencadenado una serie de eventos para esclarecer las extrañas circunstancias de la muerte del domingo pasado.

Hasta ahora, las autoridades no han revelado la causa de muerte, debido al proceso de investigación que lleva un caso de este tipo.

Al ocurrir el hecho en primera instancia, la oficina del sheriff inició las averiguaciones sobre la causa de la muerte del preso de 52 años. Después de informar por un comunicado oficial, se solicitó el apoyo de la oficina del médico forense y realizar la autopsia del cadáver antes de poder tener el informe final.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 3:15 de la tarde, cuando el preso manifestó a un oficial de seguridad tener mareos e inconvenientes para respirar. Inmediatamente, el personal del penal al detectar el problema de salud llevo al recluso a los cuidados médicos y posteriormente se trasladó a la clínica médica del centro penitenciario. A pesar de recibir los cuidados para salvar su vida, el personal médico una hora después de responder a la emergencia lo declaró muerto, informa el comunicado oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *