Charlotte.- La sanción que deberá acatar un hombre que subastó más de $4 millones en equipo que era propiedad de la empresa donde trabajaba se determinó por un juez federal en 4 años y medio de prisión.

Además, Michael Guzmán, de 43 años, deberá reembolsar $4.1 millones a su antiguo empleador, de acuerdo con la sentencia anunciada por el Departamento de Justicia.

Guzmán, quien radicaba en el poblado de Denver, cerca del Lago Norman al noroeste de Charlotte, logró este fraude millonario al subastar durante casi un año objetos que pertenecían a la empresa donde trabajaba, dedicada a la renta de equipo y maquinaria para la construcción.

Según un comunicado sobre el caso y la evidencia presentada en corte, el sujeto era gerente operativo de una flotilla y una de sus responsabilidades era deshacerse del equipo viejo en el inventario de esta empresa con sede en Fort Mill, Carolina del Sur.

En mayo pasado, Guzmán se declaró culpable de las acusaciones por fraude electrónico y lavado de dinero, aunque no fue hasta el mes de agosto que se dictó su sentencia.

Entre junio del 2019 y mayo del 2020, el ahora convicto subastó alrededor de 400 activos, entre maquinaria pesada y equipo de construcción, a través de subastas en línea, haciendo parecer como si fuera el dueño y transfiriendo las ganancias a empresas ficticias. Además, logró ocultar su trama manipulando la información interna en los inventarios de su empleador.

Con sus ganancias ilícitas, Guzmán compró un condominio en Carolina del Sur, un terreno en Nueva York, un camper, una lancha y varios automóviles.

Según reportó el diario Charlotte Observer, las acciones de Guzmán obedecieron a una venganza hacia sus jefes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *