Agente José Chávez.

Greensboro.- La vida del oficial de Greensboro, José Chávez, estuvo en peligro cuando, el viernes, un sujeto lo atacó físicamente en el estacionamiento del Departamento de Policía. Chávez acabó en el hospital y el atacante muerto.

Pasadas las tres de la tarde del 27 de agosto, Christopher Moore entró a pie al estacionamiento de empleados del Departamento de Policía de Greensboro, ubicado en 100 E. Police Plaza, “con la intención de atacar a la policía”, indica un comunicado oficial.

El sujeto usó acelerador para prender fuego a un vehículo policial y, después, atacó a Chávez, que estaba entrando en el edificio.

Según relató la Policía, “Moore golpeó a Chávez varias veces en la cara y en la cabeza antes de colocar sus brazos alrededor del cuello del oficial”. Durante la lucha, Moore intentó hacerse con el control del arma de servicio del agente.

Los oficiales A.L. Dellinger y R.T. Brooks escucharon el ataque y localizaron a Moore agrediendo a Chávez.

Los agentes dispararon al sujeto “poniendo fin a la amenaza”, dijeron las autoridades. Moore fue pronunciado muerto en el lugar.

El agente Chávez fue trasladado al hospital y desde entonces ha sido dado de alta, aunque sigue recuperándose.

“Tenemos suerte de que fue un oficial el que fue atacado en el estacionamiento y no uno de nuestros empleados no juramentados”, indicó el Departamento de Policía. “En esa medida, estamos buscando formas de asegurar nuestros estacionamientos y edificios para abordar la seguridad de todos nuestros empleados”.

Tras lo sucedido, la Oficina de Investigaciones del Estado tomó control de la investigación, un procedimiento estándar para un tiroteo en el que interviene un oficial.

Moore, de 41 años, ya había sido condenado en 2015 por asaltar a un oficial de policía.

Segundo oficial hispano atacado

Este es el segundo ataque cometido a un oficial hispano de la región en la última semana. El pasado 20 de agosto, el oficial J.R. Reyes recibió varios balazos durante una persecución en Winston-Salem. En este caso, Reyes no sufrió heridas.

Desde 1999

José Chávez, originario de Cuba, se unió al cuerpo de policía de Greensboro en 1999. Su destacada trayectoría profesional ha sido premiada en varias ocasiones. Su intervención en un tiroteo en el centro de Greensboro, en noviembre de 2015, otorgó a Chávez el reconocimiento como uno de los mejores empleados del mes. Un año después, la Cruz Roja premió al cubano por actuación en aquel tiroteo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *