El operativo se llevó a cabo en trece condados de Carolina del Norte.

Raleigh.- Un ejercicio especial organizado por agentes estatales cayó de sorpresa en distintos establecimientos que cuentan con un permiso para la venta de licor, con varios arrestos y decomisos.

El operativo encabezado por ALE, la dependencia del gobierno encargada de controlar las leyes relacionadas con el alcohol en Carolina del Norte, se realizó la noche del viernes pasado en los condados Forsyth, Pitt, Wilson, New Hanover, Brunswick, Polk, Durham, Franklin, Orange, Wake, Mecklenburg, Cumberland y Scotland, según informaron las autoridades. También participaron elementos adscritos a los departamentos de policía en Wilson, Greenville, Laurinburg y Fayetteville, además del sheriff en Polk.

En total, los agentes produjeron 371 arrestos y formularon 682 cargos, de los cuales 104 fueron criminales, 310 relacionados con alcohol y otros 155 con drogas. Además, con 10 órdenes de cateo firmadas por un juez, los oficiales decomisaron 17 armas de fuego, incluyendo una en posesión de un menor de edad, así como 89 identificaciones falsas, drogas y dinero en efectivo.

Bryan House, director de ALE, declaró que la intención de este operativo sorpresa fue prevenir crímenes, lesiones y muertes, mientras “mejoran la calidad de vida dentro y alrededor de los lugares donde se venden bebidas alcohólicas”.

Durante todo el verano, la agencia estatal siguió de cerca las tendencias sobre violencia cerca de los negocios que venden licor, además de analizar las investigaciones de choques relacionados con alcohol.

Las investigaciones golpearon las actividades criminales en 13 tiendas ABC, donde se encontró alguna violación a la ley y podrían resultar en multas, suspensiones o hasta la revocación del permiso para la venta de licor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *