red abstract background

Charlotte.- Joel Armando Rodríguez viajaba continuamente entre Texas y Carolina del Norte para mover una mercancía ilícita hasta que elementos policiales lo atraparon con un kilogramo de producto.

Ahora, Rodríguez, de 48 años y quien vivía en el aislado poblado de Maxton al sudeste del estado, deberá cumplir con una condena de doce años y medio en una prisión federal.

Hace un par de semanas fue cuando se decidió la sentencia para el traficante de cocaína y metanfetaminas, así como en noviembre del año pasado fue cuando se declaró culpable al cargo de posesión de medio kilogramo de cocaína para distribuirla, acuerdo con un anuncio del Departamento de Justicia. Rodríguez habría negociado confesar su culpabilidad con la fiscalía para evitar una pena más severa.

En corte se reveló que Rodríguez viajaba a menudo entre Texas y Carolina del Norte para traficar drogas y el 7 de octubre del 2019 fue detenido por agentes del sheriff de Robeson durante una parada de tránsito. Al momento de la detención, los representantes de la justicia encontraron un kilogramo de cocaína y al seguir investigando, las autoridades se dieron cuenta que “había distribuido una cantidad significativa de metanfetamina cristalina al condado Robeson”.