Rosendo Jiménez Santiago

Winston-Salem.- El hombre que en 2018 fue acusado de degollar a una mujer y abandonarla a un lado de la autopista I-40, en Kernersville, recibió su sentencia la semana pasada.

Rosendo Jiménez Santiago, de 38 años, ha sido condenado a un periodo de 20 a 36 meses de cárcel por agresión grave con un arma mortal, que infligió lesiones graves. Inicialmente, el latino había sido imputado por asalto agravado utilizando un arma mortal y con la intención de matar.

Según explicó a QuéPasa su abogado, Alan Doorasamy, Jiménez no admitía los hechos que se le imputaban inicialmente “porque tiene una versión diferente de lo que sucedió”.

Jiménez presentó en la Corte Superior de Forsyth lo que se llama una declaración de culpabilidad de Alford que, en palabras de su abogado, “significa que no admite los hechos que dice la víctima”. El acusado no admite el acto y afirma su inocencia, pero reconoce que los fiscales tenían pruebas suficientes para condenarlo si el caso hubiera ido a juicio.

El abogado de Jiménez y el fiscal adjunto Lizmar Bosques acordaron una sentencia de un mínimo de un año y ocho meses y un máximo de tres años. El juez Brian C. Wilks, de la Corte Superior de Forsyth, dictó la sentencia.

En el registro de la cárcel del condado, Jiménez tiene una fecha estimada de salida establecida para octubre del 2024.

Los hechos

La mañana del 11 de mayo del 2018, Sara Lynn Montalvo Bodden fue hallada dentro de su vehículo a un lado de la autopista I-40 Business en Kernersville. Según los documentos de la corte, las autoridades encontraron grandes cantidades de sangre en el asiento delantero del carro y a Montalvo con heridas graves en el cuello que requirieron de cirugía de emergencia en el quirófano. La mujer sobrevivió al ataque.

Jiménez, esposo y padre de cuatro hijos, y Montalvo se habían conocido en un restaurante de Clemmons, donde la víctima trabajaba como camarera, y habían sido amantes por un tiempo; hasta que la esposa del hispano lo descubrió, explicó Doorasamy.

El 11 de mayo, tres meses después de romper la relación, la víctima contactó con Jiménez para verse, según el abogado. “Quería preguntarle dónde había comprado flores por el Día de la Madre y le pidió que la llevase. Él no lo hizo’’, explicó Doorasamy a Qué Pasa.

Las órdenes de registro señalan que los dos llegaron en autos separados al punto de encuentro y que Jiménez se subió al asiento trasero del auto de la mujer para conversar, reportó el Winston-Salem Journal (WJS).

En algún momento, Santiago le dijo a la mujer, “Feliz Día de la Madre”, y tomó algún tipo de objeto afilado, posiblemente un cuchillo, y cortó dos veces la garganta de la mujer, indican los documentos según el WSJ. La víctima le dijo a la policía que había mordido a Jiménez.

“Fue un incidente terrible”, dijo el abogado de Jiménez. “Pero su historial criminal está limpio. Él (Jiménez) no es un depredador, no es un criminal violento”.

Reconciliación

Según explicó el abogado, Jiménez llegó a Estados Unidos a finales de los años noventa. Empezó trabajando en la limpieza de un restaurante y, más adelante, pasó a ser dueño de Mountain Fried Chicken. En ese tiempo conoció a su esposa, se casaron en 2010 y tuvieron cuatro hijos.

“A pesar de lo difícil que fue después del incidente, su familia buscó asesoramiento y trabajaron para sobrellevar esto”, comentó Doorasamy.

El abogado dijo que la familia se ha reconciliado y el matrimonio vuelve a estar junto. “La familia entendió que esto fue un grave error de juicio”, dijo Doorasamy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *