Raleigh.- Los hermanos Vargas-Gómez fueron presentados como los presuntos responsables de quitarle la vida a un sujeto en un conocido centro comercial hispano de Raleigh.

Julián y Guadalupe Vargas-Gómez, de 51 y 55 años respectivamente, serían los asesinos de Lalo Castro- Ibarra, de 50 años, informaron las autoridades la noche del 19 de septiembre.

Guadalupe Vargas-Gómez

La muerte de Castro-Ibarra se registró en la mañana del 2 de septiembre.

Julián Vargas-Gómez

A las 7:34 am de la fecha mencionada, los agentes del orden respondieron a la dirección 421 Chapanoke Road, que corresponde a la Villa Latina. En esta plaza se localizan negocios como International Foods y la Panadería Pahuatlán, además de oficinas como El Centro Hispano.

En el estacionamiento del lugar encontraron el cuerpo sin vida de Castro-Ibarra, detalló la policía.

Cuando encontraron el cuerpo, para la policía “no era aparente que la muerte era un homicidio”, explicó el teniente Jason Borneo. La llamada inicial a las autoridades fue por un sujeto tirado en el suelo. Las investigaciones posteriores habrían determinado que mataron al hispano.

La identificación y captura de los presuntos asesinos varias semanas después del crimen se debió a “medios investigativos” de la policía. Ambos hermanos fueron arrestados al sur de la ciudad, muy cerca de la Plaza Latina, según la ficha de los reclusos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.