Alonso Beltrán Lara (sup.) y Barney Dale Harris (inf.) fueron hallados muertos dentro de una casa de trailas en un caso relacionado con drogas.

Burlington.- Barney Dale Harris llevaba una doble vida. En una de ellas era un respetado maestro de español y entrenador de baloncesto en una escuela de Carolina del Norte. En la otra, estaban las drogas. Y fue su segunda faceta la que le costó la vida, en un intento de robo a un cartel mexicano que opera en el estado.

Las autoridades encontraron muerto a Harris el 8 de abril dentro de una casa móvil en un barrio localizado en el 1051 de Wyatt Road, en Green Leve, al noreste de Burlington. Enseñaba en la Union Academy Charter School.

En la escena del crimen estaba el cuerpo de un joven de 18 años maniatado de pies y manos y con dos disparos en la nuca. También había numerosos agujeros de bala,

La descripción de lo que ocurrió, en boca del alguacil del condado Alamance, Terry Johnson, parece sacada de una serie de narcos.

En conferencia de prensa el pasado viernes, el sheriff dijo que Harris y su cuñado Steven Alexander Stewart Jr. habían intentado robar drogas y dinero en efectivo de un cartel mexicano al que habían estado siguiendo por semanas para tratar de determinar dónde escondía la mercancía.

De acuerdo con Johnson, el maestro, vestido con chaleco antibalas, pasamontañas y guantes, entró en la vivienda de Alonso Beltrán Lara, el joven de 18 años que, según el alguacil, traficaba con drogas para el cartel mexicano.

No se sabe con precisión qué pasó. Lo cierto es que a Beltrán lo maniataron de pies y manos y ejecutaron con dos disparos en la nuca.

Fue “estilo ejecución”, según describió el alguacil del condado de Alamance.

Los disparos habrían alertado a otros integrantes de la banda del narcotráfico quienes iniciaron un tiroteo que acabó con la vida de Harris.

“Podrías decir que fue casi como un tiroteo del viejo oeste”, describió el alguacil Johnson porque, según dijo, hubo balas en varias direcciones.

La investigación, que duró varios días, condujo a la captura de Stewart quien está acusado de asesinato en primer grado, posesión de un arma de fuego y robo.

NOTA RELACIONADA: Ricky Hurtado:  “En Alamance no somos la siguiente temporada de Narcos”


Las autoridades también emitieron una orden de arresto para Juan Daniel Salinas Lara por tráfico de cocaína. Según el alguacil de Alamance, Salinas vivía con Beltrán y estaría involucrado en el caso. El lunes, todavía no había sido detenido, confirmaron desde la Oficina del alguacil.

“Los investigadores están trabajando en (ver) cómo todos están conectados. Todavía están tratando activamente de encontrar a Juan Daniel Salinas, así como a los demás que creemos que estuvieron presentes”, dijo la vocera del alguacil a Qué Pasa.

Durante el curso de la investigación, la Oficina del alguacil incautó cinco pistolas, aproximadamente $7,000 dólares en efectivo y 1.2 kilogramos de “posiblemente” cocaína, señalaron las autoridades.

Johnson indicó que, desde febrero, han visto un aumento de drogas en el condado y lo atribuyó a la apertura de las fronteras.

“Estamos intentando de todas las formas posibles dominar los carteles de la droga y las drogas que entran en el condado Alamance, pero hemos visto un tremendo aumento en la cantidad de drogas desde febrero de este año, lo que me dice que las fronteras se están abriendo y vienen en toneladas”.

Desde febrero, las autoridades del condado Alamance han incautado 129.324 kg de cocaína y 2,292,890 dólares, dijo el alguacil.

“Lo triste es que es posible que solo estemos obteniendo el medio por ciento de las drogas que ingresan en este condado, en el estado…”, añadió.

Autoridades detuvieron a Steven Stewart (izq.) y buscan a Juan Salinas (der.) .

Narcos en NC
Los carteles de droga mexicanos con presencia en Carolina del Norte son el cartel de Sinaloa y el cartel Jalisco Nueva Generación, según apuntó la DEA en un reporte de narcotráfico publicado recientemente.

El primero de estos grupos criminales está centralizado en Raleigh y el segundo en Greensboro, de acuerdo con un mapa que aparece en esta evaluación nacional del narcotráfico que produce anualmente la Administración de Control de Drogas. Este reporte es elaborado utilizando su información de inteligencia y se enfoca en las amenazas que representan las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas.

Los carteles de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación son los más grandes y se encuentran “en continua expansión” de los territorios que controlan, tanto en México como en Estados Unidos. Según la DEA, los carteles forman alianzas con otros grupos criminales, incluyendo pandillas locales, empresas clandestinas que se dedican a transportar la droga a través de las rutas y otros son responsables del lavado de dinero.

El cartel de Sinaloa es uno de los más antiguos y mejor establecidos, con la red más expansiva a nivel internacional. El cartel Jalisco Nueva Generación, de acuerdo con la DEA, es una de las organizaciones criminales con un crecimiento más rápido y se caracteriza por el uso de violencia.

El reporte del gobierno federal detalla que los miembros de estos carteles que operan en los Estados Unidos pueden ser rastreados al cartel que pertenecen, muchas veces a través de sus lazos familiares.

Según la DEA, por lo general estas personas ya vivían en los Estados Unidos antes de comenzar a trabajar con el crimen organizado y, si vuelven a México, suelen terminar en posiciones de alto rango dentro del cartel, tras años de servicio en el extranjero.

Para maximizar la seguridad en sus operaciones, estos grupos trabajan en cadena, con cada miembro realizando una tarea específica.

En muchos de los casos, informó la DEA, aquellos que se dedican a transportar la droga desde la frontera hasta distintos puntos del país, como Carolina del Norte, son una especie de contratistas independientes que ofrecen sus servicios a varios carteles.

El reporte de la DEA hace una mención de Carolina del Norte, al posicionarlo entre los 10 estados del país con mayor número de personas envenenadas por consumir cocaína.