Charlotte.- La DEA y distintas agencias federales lanzaron una alerta por el fuerte aumento de medicamentos falsos que se venden en el mercado negro que resultan ser droga mortífera al consumirse.

Estas pastillas “pirata” se venden como si fueran de laboratorio, aunque en realidad son producidas por los cárteles de droga con potentes dosis de fentanilo o metanfetamina y están “inundando” el país, informaron las autoridades en su alerta de seguridad pública, a la par que lanzaron la campaña de concientización con la leyenda “una píldora puede matar”.

Los medicamentos falsos están a la venta bajo los nombres de fármacos legítimos como Oxycontin, Percocet, Vicodin, Xanax y Adderall. La DEA detalló que dos de cada cinco de las pastillas que han confiscado en los últimos meses contenían dosis consideradas como letales de fentanilo, así como la alerta señaló estas drogas falsas como uno de los principales detonantes de muertes por sobredosis recientemente.

La DEA detalló que las píldoras producidas en México con precursores de procedencia china son “fáciles de comprar” en los Estados Unidos, lo que es sumamente peligroso porque uno puede morir después de consumirlas.

El año pasado, en todo el país se registraron 93,000 muertes por sobredosis, una cifra récord a nivel histórico, subrayó la agencia federal, citando datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La DEA también señaló que adquirir medicamentos o pastillas fuera de una farmacia es “ilegal, peligroso y potencialmente letal”. La alerta de las pastillas no aplica a los medicamentos adquiridos legalmente en farmacias reconocidas.

Incautaciones “históricas” de pastillas falsas

En paralelo a la alerta por el peligro de los medicamentos falsos, la DEA anunció que en los últimos tiempos se han realizado aseguramientos históricos de este tipo de contrabando ilegal.

En lo que va del año, se han confiscado 9.5 millones de pastillas “pirata”, cifra que representa un aumento cuadruplicado en comparación a hace tres años, informó el gobierno federal.

De la droga incautada, los análisis en el laboratorio revelaron que dos de cada cinco pastillas falsas contenían una cantidad de fentanilo tan alta que podría matar a la persona que la consumiera. También se descubrió un aumento de pastillas que se vendían como medicamentos reales, pero resultaron ser metanfetamina, otra droga peligrosa y altamente adictiva.

En los últimos dos meses, se realizó un operativo a nivel nacional para “desmantelar las redes de distribución de drogas” que inundan al país. Según la DEA, entre agosto y septiembre logró sacar del mercado negro 1.8 millones de pastillas falsas, así como acumuló 810 arrestos.

Las incautaciones en NC

Entre agosto y las primeras cuatro semanas de septiembre, la DEA tuvo actividad en Carolina del Norte, desde sus oficinas en Asheville y Charlotte, según un reporte publicado por la corporación que investiga el tráfico de drogas.

En el transcurso de casi dos meses, los agentes federales adscritos al área de Charlotte lograron retirar del mercado negro 50,000 pastillas falsas, así como casi un kilogramo y medio de fentanilo en polvo y doce kilogramos de metanfetaminas, entre otras drogas. En estos mismos operativos se ejecutaron tres arrestos y congelaron $400,000 que presuntamente pertenecían al crimen organizado.

En el mismo periodo de tiempo, los agentes de la DEA que operan desde Asheville efectuaron 17 arrestos, confiscaron dos armas y aseguraron $43,369 en efectivo de presuntos narcotraficantes.

Las drogas que reportaron como incautadas desde la región de la montaña incluyeron 91 píldoras de medicamentos controlados, 26 pastillas de heroína, 4 gramos de metanfetamina, 6 gramos de cocaína y 66.6 gramos de mariguana, además de 34 gramos de hongos alucinógenos y otras drogas como éxtasis y ácidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *