Raleigh.- Erick Gael Hernandez-Mendez y Christina Maria Matos se habían casado apenas una semana antes del asesinato, seguín indicó WNCN.

El sospechoso fue arrestado el miércoles y acusado de asesinar a Matos.

Los dos vivían como compañeros de cuarto, junto con otra persona, en los apartamentos Signature 1505 en Hillsborough Street.

De acuerdo con WNCN, los registros muestran que Hernández-Méndez y Matos se casaron el 29 de marzo. El certificado de matrimonio muestra que Hernández-Méndez nació en México, Matos en Queens, Nueva York.

Una amiga de Matos indicó a WRAL que la familia de Hernández-Méndez sabía sobre el matrimonio, que estaba destinado a que él obtuviera la residencia legal en los EE. UU y que con el dinero la víctima iba ayudar a su familia.

«Él le dijo que le iba a dar $ 15,000 a cambio de que ella firmara el papel, y ella tenía la intención de, ‘Está bien, nos divorciaremos dentro de tres años’, porque él le dijo que era un inmigrante ilegal»,  dijo Savannah Farrell a WRAL News.

 

Farrell dijo que Matos encontró un diario que Hernández-Méndez guardaba donde escribió sobre ella, y lo que fuera que había dentro la asustaba.

“Christina había encontrado un diario de encaprichamiento y la puso realmente nerviosa, pero se lo guardó para sí misma”, dijo.

El 4 de abril, los oficiales respondieron a la cuadra 1500 de Hillsborough Street después de que se informara que Matos no se presentó a su fiesta de cumpleaños el sábado.

El cuerpo de Matos fue encontrado por agentes en su apartamento, dijo la policía.

Matos apenas había cumplido 20 años el pasado viernes. Ese día sus allegados la vieron por última vez. La joven de origen venezolano apareció muerta el domingo en un apartamento  localizado sobre Hillsborough Street, a pocas millas del campus de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Esta es mi amiga Christina Matos. No ha sido vista desde el viernes 2 de abril. Siempre mantiene su teléfono encendido, pero no lo ha tenido desde entonces. La policía ha estado en su apartamento, ella tampoco estaba allí. Su coche fue encontrado en Raleigh YMCA, luciendo un poco sospechoso. Si ves a esta chica, por favor comunícate conmigo. Por favor comparte !!! Necesito asegurarme de que ella esté bien”, escribió Selena Hendry en su cuenta de Facebook junto con una fotografía de Matos.

En su última actualización, los voceros de la policía aclararon que su “información indica que no hay una amenaza continua” con relación a la violencia que pudo haber brotado.

El funeral de Christina Matos está programado para el mediodía del lunes en Lea Funeral Home Chapel, 2500 Poole Road en Raleigh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *