Raleigh.- Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han catalogado a la cepa Delta del COVID-19 como una «variante preocupante». Una sensación que también comparten el presidente Joe Biden y el doctor Anthony Fauci, quienes insisten en que más estadounidenses deben ser vacunados.

Si bien la prevalencia de la variante, conocida como B.1.617.2, sigue siendo baja en EE.UU, el ritmo de contagio se ha duplicado desde la semana pasada, aumentando del 3% al 6%, según un informe del Departamento de Salud.

En India, donde el virus explotó en abril y mayo y provocó una crisis de salud pública, la variante Delta es ahora la cepa dominante.

«No podemos permitir que eso suceda en Estados Unidos», advirtió Fauci, el principal infectólogo del país y asesor en salud de Biden. «Vacúnate», añadió. «Particularmente si ha recibido su primera dosis, asegúrese de recibir la segunda dosis. Y para aquellos que aún no han sido vacunados, vacúnense».

La designación de «variante preocupante» dada por los CDC se otorga a las cepas del COVID-19 que los científicos creen que son más transmisibles o pueden causar una enfermedad más grave.

Las vacunas, los tratamientos y las pruebas que detectan el virus también pueden ser menos eficaces contra una variante de interés. Anteriormente, los CDC habían considerado que la variante Delta era una variante de interés.

Los CDC indicaron en su sitio web que la variante Delta muestra una mayor transmisibilidad, una posible reducción de la neutralización por algunos tratamientos con anticuerpos monoclonales bajo autorización de emergencia y una posible reducción de la neutralización de los sueros después de la vacunación en pruebas de laboratorio.

La Organización Mundial de la Salud ya había clasificado a esta nueva cepa como una variante preocupante el 10 de mayo.

Síntomas

Dolor de cabeza, dolor de garganta y secreción nasal son los principales síntomas que afectan a las personas infectadas con la variante Delta.

Así lo afirmó un científico del Reino, el profesor Tim Spector, quien lidera el proyecto llamado Zoe Covid Symptom, creado para recopilar los síntomas descritos por miles de personas que dieron positivo a través de una aplicación.

«Podría confundirse más como un fuerte resfriado», dijo el académico en un video.

Mientras que los síntomas más comunes del coronavirus en las otras variantes están representados por tos, fiebre, pérdida del olfato y el gusto.

Para Spector, las personas afectadas por la variante Delta pueden pensar, en un primer momento, que contrajeron un simple resfriado y esto los empujaría a salir de casa de todos modos, propagando así el contagio.

Esta es una de las razones, indicó, de su rápida difusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *