Credit: Atrium Health/WFB

Raleigh. – La vacuna contra el COVID-19 para menores de 6 meses en adelante ya se aplican en Carolina del Norte.

Para Adriana Juárez, madre de un bebé a punto de cumplir los 6 meses de edad, esta noticia es una luz de esperanza.

La sonorense dijo que el hecho de tener la vacuna permite proteger a su hijo y familia contra el COVID-19. Si bien Juárez está decidida a vacunar a su bebé, esperará un mes para ver cómo reciben la vacuna otros niños. 

Atrium Health

Para las personas decididas a vacunar a sus hijos pequeños, el gobierno estatal cuenta con una página de internet que ayuda a encontrar fácilmente la ubicación de los lugares donde hay vacunas para este grupo de población.

El Departamento de Salud estatal dio a conocer que las vacunas contra el COVID-19 para niños mayores de 6 meses ya están disponibles en todo el estado a través de un comunicado de prensa.

Estas vacunas fueron autorizadas por la FDA y los CDC con el fin de garantizar que sean seguras para los niños.

Los resultados de los ensayos clínicos que comenzaron en marzo de 2021 mostraron que las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y Pfizer eran seguras y efectivas para proteger a los niños de 6 meses hasta 5 años de edad contra el COVID-19, informaron autoridades.

El Departamento de Salud, recomienda que los padres vacunen a sus hijos para protegerlos de enfermedades graves y mantenerlos saludables, pues menciona que ellos son vulnerables al virus, como cualquier otra persona.

El gobierno estatal lanzó un sitio web para ubicar fácilmente los lugares en se pueden aplicar las vacunas a niños de 6 meses de edad en adelante. Lo único que hay que hacer es introducir el código postal.

Haga click aquí para ingresar a la página.

Menores de 3 años

Es importante resaltar que los niños de 3 años en adelante pueden vacunarse en cualquier lugar que tenga las vacunas contra el COVID-19.

Los pequeños de entre 6 meses y 2 años deben vacunarse en consultorios médicos y centros de salud locales.

Las vacunas contra el COVID-19 son gratuitas, sin importar el estatus migratorio de las personas o si no cuentan con un seguro médico. Una firma de alguno de los padres es indispensable.

Después de aplicar la vacuna, los niños podrán experimentar dolor en el brazo, sentir cansancio o dolor de cuerpo durante uno o dos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.