Winston-Salem.- Los residentes de Carolina del Norte podrían pasar un verano con cierta normalidad en lo que a la pandemia del COVID-19 respecta, pues el gobernador Roy Cooper planea levantar, el 1 de junio, las restricciones sobre reuniones masivas y distanciamiento social en el estado, si las métricas del coronavirus se mantienen estables y los residentes continúan vacunándose.

Mientras algunos expertos en salud creen que “es un paso hacia la dirección correcta”, otros dudan de la decisión del gobernador y piden precaución.

“Las restricciones son muy buenas, son muy útiles, pero en algún momento tenemos que empezar a ver cuándo vamos a tratar de volver a la normalidad”, dijo a Qué Pasa el Dr. Julio Nasim, experto en enfermedades infecciosas.

El doctor reconoce que puede parecer contradictorio oír al gobierno hablar de levantar las restricciones, mientras los casos de COVID-19 aumentan en el estado. En el mes de abril, Carolina del Norte ha superado los 2,000 nuevos diagnósticos positivos diarios, una cifra que no se alcanzaba desde finales de febrero de este año.

“Cuando las restricciones se levanten, vamos a esperar un mayor número de casos”, dijo.
Aún con este riesgo, el Dr. Nasim cree que la decisión de Cooper “es un paso hacia la dirección correcta” porque, explicó, el objetivo de implementar restricciones nunca fue acabar con el COVID-19, sino evitar que el sistema de salud colapsara.

Ahora bien, si las tendencias de coronavirus empeorasen, las restricciones podrían volver a establecerse, señaló.

Por su parte, el Dr. Christopher Ohl indicó que, una vez se levanten las restricciones, quedará a juicio personal determinar el grado de protección, por ejemplo, a la hora de decidir la cantidad de personas que asisten a una reunión social.

“No quiero ser un aguafiestas a lo que parece (ser) una progresión hacia la normalidad. Es un poco tu propio juicio”, dijo el infectólogo durante su conferencia de prensa semanal.

Para el Dr. Ohl, aunque esté bien tener a “un montón” de personas juntas para una fiesta o una reunión social a partir del 1 de junio, “no significa que tengas que invitar a tantas como puedas”.

“Si de repente quieres tener una boda y tener 150 invitados, piénsalo. ¿Es realmente una buena idea?”, cuestionó. “Porque el gobernador diga que está bien tener esa cantidad de gente, piénsalo por tu propia seguridad, por la seguridad de tus amigos y familia”.


Insisten en vacunarse
Con o sin restricciones, ambos expertos tienen claro que el COVID-19 seguirá circulando en los próximos meses, por lo que recomiendan seguir tomando las precauciones necesarias, no bajar la guardia y vacunarse.

“Necesitamos que la gente se vacune, se vacune y se vacune porque las variantes siguen circulando”, dijo el Dr. Nasim, quien ha participado en los estudios de las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson.

“Estamos viendo que hay muchas citas libres de la vacuna y eso, entre comillas, me preocupa mucho más que cualquier otra cosa”, indicó el doctor e insistió en que la vacuna “es la única (herramienta) que a largo plazo nos va a llevar a la normalidad”.

Mascarillas podrían dejar de ser obligatorias
La semana pasada, el gobernador también anunció que prevé levantar el mandato de la mascarilla y suavizar otras recomendaciones de salud pública, una vez que dos tercios de los adultos de Carolina del Norte hayan recibido al menos una dosis de vacuna y si las tendencias se mantienen estables.

“Nuestros expertos en salud pública creen que tendremos suficiente protección en nuestras comunidades para poder vivir de manera más segura con este virus y comenzar a dejar atrás la pandemia”, dijo Roy Cooper.

Hasta el 25 de abril, el estado había administrado más de 6.8 millones de vacunas. Casi el 48 por ciento de los adultos están vacunados al menos parcialmente y alrededor del 38 por ciento están completamente vacunados, según cálculos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte.

En la comunidad latina, el 5 por ciento ha terminado el proceso de vacunación, mientras que algo más del 6 por ciento ha recibido una dosis de la vacuna.

La opinión de los lectores

La idea de comenzar el verano sin mandatos sobre el distanciamiento social ni limitaciones en las reuniones masivas causó optimismo en la comunidad latina, mientras que otros, más prudentes, creen que todavía no es momento de dar este paso. Así opinaron en las páginas de Facebook de Qué Pasa nuestros lectores.

  • “Wow. Si de por si la gente ya anda desacatada, imagínense ahora ya sin ninguna restricción. El COVID-19 NO SE HA TERMINADO. AÚN TENEMOS QUE SEGUIR CUIDÁNDONOS!”. Yamy Zamora.
  • “Gracias gobernador. Ya era hora de regresar a la normalidad y seguir con la vida helllllllll yea”. Miguel López.
  • “Que bueno. Ya es hora que quiten todo, más que todo las mascarillas”. MH Queen.
  • “Es lo más pendejo que he escuchado y el covid no se acaba ahí, sigue esperando (a) su presa”. Arual Zirbma.
  • “Sigamos cuidándonos y aunque ya estemos vacunados, seguir usando las mismas medidas, cubrebocas y gel antibacterial! No bajemos la guardia”. Rakel Villa.
  • “Hay que seguir cuidándonos. La pandemia aún no acaba. Yo voy a seguir usando mascarilla. Todos necesitamos seguir usándola”. Guillermo García Gómez.
  • “Suena muy bonito”. Evelin Olivares.
  • “Jummmm. Nooooo qué mala decisión”. Victoria López.
  • “No, por favor, los niños no están vacunados, ellos corren peligro, ellos también son vulnerables al contagio del virus. Por ejemplo, hay niños asmáticos que los adultos no han tomado en cuenta”. Nimsay Zerep.
  • “La mascarilla y cuidarse depende de cada uno, aunque el gobernador dé luz verde”. Martínez Barron Mary.
  • Todo es política…para poder reelegirse…acá no les importa nada”. Gray Mansen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *