Los empleados públicos de Raleigh deberán vacunarse antes del 17 de septiembre.

Raleigh.- Preocupados por el incremento de los casos de COVID-19, principalmente causados por la variante delta, la alcaldesa de Raleigh Mary-Ann Baldwin hizo un llamado a todos los empleados de la ciudad, así como a la comunidad en general a que se vacunen.

“La idea de que podemos esperar que el COVID-19 desaparezca por sí solo no es una realidad. Es hora de tomar medidas responsables y hoy estamos dando un paso importante para asegurarnos de que la gente de esta comunidad, y los que nos visitan, permanezcan sanos y seguros”, dijo Baldwin en un comunicado.

Los funcionarios públicos deberán estar completamente vacunados antes del 17 de septiembre. De no estarlo, la ordenanza indica que deberán someterse a pruebas semanales para detectar el virus.

Con este pronunciamiento, la alcaldesa Baldwin se une a los esfuerzos que realizan los diversos gobiernos, empresas y sistemas sanitarios de Carolina del Norte por proteger al personal, a los residentes, los pacientes y las personas en general para erradicar el virus.

Incentivos

Para intentar tener una respuesta positiva, Raleigh está ofreciendo incentivos para animar al personal que no se ha vacunado o piensa no vacunarse, cambien de idea y se motiven a ponérsela.

El incentivo para los empleados municipales oscila en $250 más dos días de permiso extra si se la colocan antes de la fecha mencionada.

Esta medida es para los empleados activos a tiempo completo, de la misma forma hay incentivo parcial para los empleados a medio tiempo.

Para recibir los incentivos, deberán dar el comprobante de haber recibido una sola dosis de la vacuna de Johnson & Johnson o ambas dosis de la vacuna de Moderna o Pfizer.

“Debemos permanecer atentos y comprometidos a hacer todo lo que podamos para mantenernos a salvo”, dijo Baldwin. “Nos va a costar a todos, debemos trabajar juntos, para reducir la propagación de este virus tan contagioso. Pero lo más importante que podemos hacer para frenar la propagación del COVID es vacunarnos”.

La alcaldesa manifestó que no desea tener que retomar la orden de permanecer en casa.

Mascarillas obligatorias en Raleigh y otras ciudades del Triángulo

Abrumada por el aumento de los casos de COVID-19, la alcaldesa de Raleigh, con el apoyo del Consejo Municipal, está exigiendo el uso de cubiertas faciales en espacios interiores y exteriores dentro de los límites de la ciudad. La orden entró en vigor el pasado   viernes 13 de agosto.

Este requisito se aplicará independientemente del estado de vacunación de la persona. “Debemos permanecer atentos y comprometidos a hacer todo lo que podamos para mantenernos a salvo”, dijo la mandataria Mary-Ann Baldwin.

Además de Raleigh, las ciudades de Cary y Knightdale, así como los condados de Orange y Durham, se han acatado a la medida de uso obligatorio de la mascarilla.

El alcalde de Cary, Harold Weinbrecht, anunció el lunes que se exigirá el uso de mascarillas en todos los espacios interiores públicos y privados de la ciudad, independientemente del estado de vacunación.

La alcaldesa de Wake Forest, Vivian Jones, dijo en una declaración el viernes pasado que la ciudad estaría “instando firmemente a todos a usar una máscara en todos los espacios públicos interiores.” Sin embargo, el alcalde de Fuquay-Varina, John Byrne, fue firme al mencionar que las autoridades municipales recomiendan el uso de mascarillas, pero no lo exigen. Dejando a juicio de cada ciudadano el uso de esta.

Se espera que el condado de Wake tome una decisión en los próximos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *