Foto: WSJ

Winston-Salem.- Más de 100 empleados de la red de salud Novant Health han sido despedidos al no cumplir con la política de vacunación contra el COVID-19, anunció la empresa el lunes.

Según la normativa de Novant Health, vacunarse contra el COVID-19 es obligatorio para todos los empleados, con excepción de aquellos que tienen motivos médicos o religiosos. 

La semana pasada, la red de salud confirmó que aproximadamente 375 trabajadores, distribuidos en 15 hospitales y más de 800 clínicas, no estaban cumpliendo con el mandato y, como consecuencia, no podían presentarse a trabajar. 

La empresa los suspendió de empleo y sueldo por un periodo de cinco días, durante el cual debían cumplir con la normativa de vacunación, explicó Novant Health en un comunicado.

“Si un miembro del equipo sigue sin cumplir después de este período de suspensión, se le dará por terminado su empleo con Novant Health”, advirtió la red de salud.

El lunes, Novant Health confirmó que alrededor de 200 empleados, que hace una semana no estaban vacunados, se inocularon. Aquellos que no lo hicieron fueron despedidos. 

Actualmente, el 99% de los más de 35.000 empleados de Novant Health se han vacunado contra el COVID19, total o parcialmente. 

Las personas que solamente han recibido una dosis de Pfizer o Moderna, tendrán hasta el 15 de octubre para recibir su segunda dosis y así cumplir con el mandato de vacunación, indicó la compañía.

La política de vacunación excluye a aquellas personas que, por motivos médicos o religiosos, están exentos de vacunarse. 

“A quienes se les haya otorgado una exención médica o religiosa deben someterse a pruebas de COVID-19 semanales, usar máscaras respiratorias N95 u otro PPE (Equipo de Protección Personal) apropiado, y protección ocular mientras trabajan en las instalaciones de Novant Health”, señaló la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *