Amith Arrieta, gerente de operaciones de Qué Pasa Media Network. Foto: Cortesía

Winston-Salem.- Ser cuidadoso y precavido contra el coronavirus parece no ser suficiente estos días para ganar la batalla a la variante delta. Con una tasa diaria de contagios que superan los 5,000 en Carolina del Norte, cualquier persona está en riesgo de exponerse al virus. Recientemente, un empleado de Qué Pasa en Winston-Salem dio positivo por COVID-19. Amith Arrieta, gerente de operaciones de la compañía, sabe que la vacuna marcó la diferencia en la gravedad de su enfermedad. 

El 1 de septiembre, un día después de notar molestias en la garganta, Arrieta fue a hacerse la prueba del COVID-19.

“Si te soy sincero, me fui a hacer la prueba pensando que iba a ser negativa, que lo único que tenía era un resfriado, nada más”. Sin embargo, “para mi sorpresa, di positivo”. Arrieta no fue el único contagiado de la casa. Su mujer y su madre, que había venido de visita desde Colombia, también dieron positivo por coronavirus. Los tres están completamente vacunados.

Los expertos han indicado que, si bien la vacuna contra el COVID-19 minimiza el riesgo de enfermar gravemente, no evita que las personas se contagien del virus.

“Todos nos podemos infectar si estamos en contacto con una persona que tiene el virus. La diferencia es que el vacunado es mucho menos probable que termine hospitalizado o en terapia intensiva”, explicó la Dra Viviana Martínez-Bianchi, del hospital Duke Health. “Las personas que ahora están siendo admitidas en el hospital, en su mayoría, no están vacunadas”.

Datos compartidos hace unos días por los principales hospitales de la región del Piedmont-Triad muestran que del total de 754 personas que estaban hospitalizadas por COVID-19 en Atrium Health Wake Forest Baptist, Cone Health y Novant Health, 685 pacientes (el 91%) no habían recibido la vacuna contra el coronavirus.

Arrieta se vacunó el 6 de marzo con la dosis única de Johnson & Johnson. A pesar de haberse inmunizado, afirmó que nunca dejó de tomar precauciones para prevenir el contagio, sobre todo por sus hijos. 

“Las precauciones siempre han estado ahí. No porque me vacuné iba a pensar que no me iba a contagiar. Créeme que nunca pensé eso”.

Natal de Colombia, Arrieta es padre de tres: una niña de 11 años, un niño de 9 y una bebé de un año. Ninguno es elegible todavía para vacunarse contra el COVID-19.

“Si alguno de la casa ha estado en una posible exposición (al virus), hacemos aislamiento y comenzamos a hacer pruebas cada cinco días hasta que la segunda prueba sale negativa. Es algo que siempre hemos hecho en la casa para verificar que la primera (prueba) no sea un falso negativo”. Además, añadió, las mascarillas ya son un elemento indispensable en su hogar.

El día que Arrieta habló con Qué Pasa terminaba su cuarentena. Incluso entonces seguía usando la mascarilla dentro de su casa para proteger a los suyos, explicó.

Amith Arrieta se vacunó el 6 de marzo con la dosis de Johnson&Johnson. Foto: Cortesía

La vacuna “sí funciona”

Arrieta no sabe dónde se contagió. Lo que sí que sabe es que la vacuna contra el COVID-19 “sí funciona”.

“Yo no quiero ni pensar en tener que pasar por esto (la enfermedad) sin la vacuna”, apuntó. También tiene claro que, de no haberse vacunado, habría pasado la enfermedad en condiciones “mucho peores”.

Si bien sus síntomas fueron leves, Arrieta dijo sentirse con falta de energía, incluso diez días después de haber sido diagnosticado con coronavirus. “Siento que se me acaba la batería”.

Solución hacia “la normalidad”

Arrieta es de la opinión que “hay que incentivar a la gente a que se vacune” para lograr una cierta normalidad.

“Soy de las personas que creen que una nueva normalidad sí que es posible, pero hay que tomar medidas para cuidarse y tratar de minimizar las posibilidades de poderse contagiar”. 

Por eso, el padre colombiano y su familia seguirán tomando las precauciones recomendadas por las autoridades para evitar volver a pasar por la enfermedad, apuntó Arrieta.

Y es que esta no es la primera vez que él y su familia se enfrentan al COVID-19 en el hogar. En enero, su hija mayor también se contagió del virus en la escuela, según explicó su padre. Afortunadamente, la menor de 11 años pasó la enfermedad sin presentar síntomas.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Deberían darnos más información de donde podemos hacer las pruebas de covi-19 en las farmacias nunca hay citas disponible Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *