Vista de dosis de la vacuna de Moderna contra la covid-19. EFE/Cj Gunther/Archivo

Nueva York, 1 jun (EFE).- Moderna anunció este martes que solicitó a los reguladores estadounidenses la aprobación plena de su vacuna contra la covid-19. Hasta el momento estaba bajo una autorización de emergencia.

De obtener esta licencia, la farmacéutica podría entre otras cosas vender dosis directamente a los consumidores. Y una vez que se declare el fin de la emergencia sanitaria, podría seguir comercializándola.

La de Moderna es la segunda vacuna contra el coronavirus que busca la aprobación plena en EE.UU., después de que Pfizer y BioNTech presentasen su solicitud a comienzos de mayo.

La autorización completa requiere un proceso más estricto. La farmacéutica deberá presentar datos sobre la efectividad y seguridad de la vacuna durante al menos seis meses.

Tradicionalmente, los reguladores estadounidenses tardan un año o más en autorizar por esta vía medicamentos para el público general.

El consejero delegado de Moderna, Stéphane Bancel, se declaró en un comunicado satisfecho de dar “este importante paso en el proceso regulador en EE.UU.” y dijo que la empresa trabajará con la Administración Federal de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) para presentar todos los datos requeridos.

La solicitud de aprobación plena es para el uso de la vacuna en mayores de 18 años. El mismo grupo de edad para el que está autorizada de emergencia desde el pasado diciembre.

Sin embargo, Moderna ha dicho que planea pedir la autorización de emergencia para usar el producto en adolescentes. Los estudios ya mostraron alta seguridad y efectividad.

La vacuna de Pfizer, aprobada inicialmente para mayores de 16 años, fue autorizada en mayo para adolescentes a partir de 12 años. Estados Unidos ya vacuna a su los niños de ese rango etario.