Charlotte.- El condado Mecklenburg ha sido el foco de la pandemia en Carolina del Norte. Sin embargo, con un 37.9% (420,365) de su población vacunada, en los últimos 14 días ha visto un descenso en el número de contagio y hospitalizaciones.

Las cifras del Departamento de Salud del condado (MCPH) indican una tendencia positiva en el número de contagios de COVID-19 en los últimos 4 meses.

“Un promedio del 3.8 por ciento de las personas que se hicieron la prueba en el condado de Mecklenburg dieron positivo por COVID-19. Esto representa una tendencia a la baja en los últimos 14 días”, indica la entidad de salud en su más reciente informe.

En enero de este año los casos positivos detectados en el laboratorio fueron 24,427. La disminución comenzó en febrero cuando se registró 9,6009. En marzo fue de 5,715 y aunque hubo un incremento en abril, la cifra también dictan una cierta estabilidad: 7,120. Hasta el 19 de mayo el número de contagios es de 2,501.

Del total de contagios, un 12.4% corresponde a personas que se identifican como hispanas/latinas.

Hasta el 19 de mayo Mecklenburg había reportado, en más de un año de pandemia, 112,244 casos y 967 muertes.

“Durante la semana pasada, se informó un promedio de 98 infecciones confirmadas por laboratorio por día en comparación con el promedio de 14 días de 124 infecciones confirmadas. Esto representa una disminución en los últimos 14 días”, señala el MCPH.

Durante la semana pasada, un promedio de 121 personas con infecciones por COVID-19 confirmadas por laboratorio ingresaron a cuidados intensivos. Esto representa una disminución en los últimos 14 días. Los datos se basan en los recuentos del censo diario de los centros de cuidados intensivos en el condado de Mecklenburg que informan al Departamento de Salud del Condado Mecklenburg.

Muertes

Hasta el momento 967 personas han muerto en el condado debido al coronavirus. Casi todos los fallecimientos fueron de adultos mayores de 60 años. Un total de 15 ocurrieron en adultos de 20 a 39 años y 124 fueron de adultos de 40 a 59 años.

Todas las muertes, excepto veintiséis, ocurrieron entre adultos con enfermedades crónicas subyacentes. Casi la mitad eran blancos no hispanos.

Sin embargo, un 19.6% de los casos de muertes son de personas latinas.

Casi el 40 por ciento de las muertes se relacionaron con brotes activos en las instalaciones de atención a largo plazo (LTC).

Pide todavía cuidarse

Pese a que las tendencia son positivas y dado que la última orden ejecutiva del gobernador Roy Cooper indica quelas personas totalmente vacunadas no están obligadas a usar mascarillas ni a mantener la distancia social, el MCPH pidió que sus residentes mayores de 12 años se vacunen, que aquellas personas que no han recibido las dosis completas usen mascarillas, especialmente en sitios cerrados, mantengan una distancia de dos pies y evidente grandes multitudes.

Además que todas las personas, incluso aquellas que están inmunizadas, deben usar tapabocas en “situaciones de alto riesgo” como  espacios abarrotados, guarderías y escuelas, campamentos, centros de atención a largo plazo, centros de atención médica, centros de detención, refugios, entre otros.

“Toda la orientación de los gobiernos estatal y federal ha reconocido que existen diferencias en las jurisdicciones según la cantidad de virus que circula en la comunidad, así como el porcentaje de la población completamente vacunada”, dijo Gibbie Harris, directora de salud pública del condado de Mecklenburg. “También hay algunas personas en nuestra comunidad que no son elegibles para la vacunación o que tienen un mayor riesgo de infección que necesitan protección”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.