La tasa de latinos inmunizados aumentó un 20% entre febrero y mayo.

Raleigh.-Desde que se administró en diciembre la primera vacuna contra el COVID-19 en Carolina del Norte y hasta el 10 de mayo, un total de 227,941 personas latinas han sido vacunadas completamente en el estado, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Estas cifras, que incluyen las vacunas administradas por el NCDHHS y por el programa federal en farmacias, siguen siendo relativas debido a que no se cuenta con información de nueve condados.

Desde el 21 de febrero, cuando solo los elegibles de las Fases 1 y 2, entre ellos los mayores de 65 años, podían vacunarse, hasta el 10 de mayo con todas las fases activas, los latinos inmunizados completamente pasaron del 2.43% al 22.5%.

Este aumento responde a las acciones del gobierno de Roy Cooper para alcanzar a la mayor población en un corto tiempo.

Campañas comunitarias y la decisión de adelantar la fecha al 7 de abril, para que todas las personas mayores de 16 años tuvieran acceso a la vacuna, marcaron el cambio. A eso se suma la presencia del espacio de vacunación masiva instalado en Greensboro por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Los vacunados despuntan

El periodo cuando más latinos se administraron la vacuna contra el coronavirus coincidió, precisamente, con la apertura del plan de vacunación para todos los adultos del estado. En general, desde finales de marzo hasta la última semana de abril fue cuando las tasas de vacunación en la comunidad aumentaron de forma más notable.

En ese tiempo, más de 20,000 latinos se vacunaron en Wake, que hasta la fecha suma un total de 30,168 personas vacunadas en la comunidad. En Durham, cerca de 7,500 hispanos completaron su vacunación entre finales de marzo y abril y, al 10 de mayo, 12,212 hispanos se habían vacunado completamente.

En Forsyth y Guilford, desde finales de marzo y hasta la última semana de abril, los latinos vacunados superaron los 7,000 y 9,600 respectivamente. En estos condados, la cantidad de hispanos inmunizados al 10 de mayo superó los 10,800 en Forsyth y los 13,200 en Guildford.

Mecklenburg

Si bien en Mecklenburg, donde 34,440 fueron vacunados hasta el 10 de mayo, el Departamento de Salud de ese condado indicó que hasta el 14 de abril tres códigos postales, con una alta presencia hispana, tenían entre un 20 y 26% de población inmunizada.

En el código postal 28212 donde cruza la E. Independence Blvd y la Albemarle Road solo un 20% de su población había recibido la vacuna contra el COVID-19.

Mientras que en el código postal 28217, limitada por la Old Pineville Rd, W. Arrowood Rd y cerca de la West Boulevard, solo estaban vacunados el 23%.

Finalmente el código postal 28208 donde se localiza el aeropuerto Charlotte Douglas albergaba 26% de vacunados.

En condados con procesadoras de alimentos

Los trabajadores latinos de primera línea de procesadoras de alimentos, carne y aves de corral han sido parte del grupo más vulnerable en esta pandemia.

En el condado Duplin, donde se encuentra la procesadora Butterball, se han reportado hasta el momento 2,281 pruebas positivas en personas de origen latino y han muerto 20 como consecuencia de la enfermedad.

En ese condado, según el NCDHHS, se han vacunado un total de 2,292 hispanos.

Mientras que en Burke, donde se ubica la pollera Case Farms, hay 1,531 casos de coronavirus de personas de origen hispano y 17 muertes. Las jornadas de vacunación realizadas en ese condado alcanzaron a 1,332 latinos.

En el condado Wilke, donde opera la pollera Tyson, los vacunados latinos solo eran 606 hasta el 10 de mayo.

Las procesadoras Smithfield y Pilgrim’s Pride se ubican en el condado Sampson, donde hasta ahora se han puesto 2,817 dosis completas a miembros de la comunidad latina.

Pilgrim’s Pride también se encuentra en Sanford, en el condado Lee, donde la cifra de vacunados hispanos es de 2,693.

Baja vacunación en Chatham

El condado de Chatham no solo es hogar de un poco más de 9,000 latinos (12.1% de la población), de acuerdo con la Oficina del Censo, sino que además alberga una de la procesadoras de aves de corral más grandes del estado: Mountaire Farm, donde se reportaron numerosos casos de contagio de coronavirus el año pasado.

De acuerdo con las cifras del NCDHHS, solo 2,094 personas hispanas habían sido inmunizadas en centros de vacunación comunitarios y farmacias.

Los datos de la entidad de salud también indican que las pruebas positivas de COVID-19 acumuladas en ese condado desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 8 de mayo del 2021 eran del 35%.

Condados sin datos de minorías

De los 100 condados que forman Carolina del Norte, hay nueve que todavía hoy no publican, en la página del NCDHHS, las cifras sobre la cantidad de personas hispanas que se han inmunizado. Estos son: Bertie, Camden, Clay, Gates, Graham, Hyde, Jones, Perquimans y Tyrrell.

Estos condados, con la excepción de Bertie, tampoco incluyen datos específicos sobre los adultos de raza negra que han recibido la vacuna contra el COVID-19. Alleghany, Ashe, Caswell, Chowan, Madison, Martin, Mitchell, Pamlico, Polk, Stokes, Swain, Transilvania y Yancey tampoco cuentan con datos relativos a la comunidad afroamericana, cuya población completamente vacunada es del 16%.

Todos estos condados sí que listan, en cambio, las cifras sobre la cantidad de personas inmunizadas de raza blanca.

El Departamento de Salud de Carolina del Norte incluye información del número de personas no residentes del estado que accedieron a la vacuna: 3,954.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *