Un enfermero de la posta médica del Cerro El Agustino coloca a un residente una vacuna en Lima (Perú).Imagen de archivo. EFE/Paolo Aguilar

Lima, 16 ago (EFE).- Más de 10,8 millones de vacunas contra la covid-19 están en riesgo de vencerse en los próximos meses en Perú, tras el incremento de las dosis acumuladas en almacenes y una aparente reducción en la distribución de las mismas, alertó este martes la Contraloría General de la República.

Hasta el 30 de junio, hubo 11,2 millones de vacunas en el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) del Ministerio de Salud, de las cuales 96,5 % tienen fecha próxima de vencimiento lo que “podría ocasionar un perjuicio económico al Estado”, señaló la Contraloría.

Las más de 11,2 millones de dosis están valoradas en 921,5 millones de soles (unos 238 millones de dólares).

De acuerdo con el Informe de Orientación de Oficio 044-2022, un total de 1.475.000 dosis de Pfizer pediátrica caducan en septiembre, otras 3.311.000 vacunas Pfizer para adultos se vencen en octubre, 2.597.000 vacunas de Moderna expiran en noviembre y otro lote de 3.506.000 dosis caducan a inicios de diciembre próximo.

En el primer semestre del año, la disponibilidad de vacunas estuvo por encima del ritmo de distribución, dado que el promedio de almacenamiento era de 5,8 millones de dosis y la distribución de 4,9 millones de vacunas.

No obstante, en junio pasado hubo un alza de 89,9 % de vacunas disponibles, lo cual elevó igualmente el costo total del almacenamiento un 99 % a más de 921,5 millones de soles (238 millones de dólares)

La Contraloría reportó igualmente una reducción en la aplicación de vacunas en los menores de 5 a 11 años y en los mayores de 12 años, de acuerdo con el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis) del ministerio.

Actualmente, Perú ha inmunizado contra la covid-19 a 20 millones de habitantes con la tercera dosis, lo que representa el 70 % de la población, y ha aplicado un total de 81 millones de dosis para contrarrestar la pandemia.

Como el país con la más alta tasa de mortalidad por covid-19 en el mundo, alrededor de cuatro millones de habitantes fueron contagiados con el virus y han fallecido 215.028 personas en los últimos dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.