Winston-Salem.- Los principales sistemas de salud de la región del Piedmont-Triad han experimentado un aumento en las últimas semanas de pacientes hospitalizados con COVID-19, muy similar al aumento a principios de este año antes de que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles.

Más del 90% de estos pacientes no están vacunados, un mayor número son más jóvenes y muchos son de comunidades con bajas tasas de vacunación y resistencia al uso de mascarillas.

El martes, médicos de los hospitales Atrium Health Wake Forest Baptist, Cone Health y Novant Health enviaron un mensaje conjunto para alertar de la situación de las salas de emergencia y del cansancio que la mayoría de los trabajadores de la salud están experimentando

“Estamos viendo una tensión real en nuestras unidades de UCI. Diariamente tenemos que mover pacientes y reasignar pacientes dentro de nuestros hospitales”, dijo el Dr. John Mann, de Novant Health.

El Dr. Mann insistió en que el aumento de casos está generando una crisis en los hospitales de la región, aunque desde fuera no lo parezca.

“Cuando sales a la comunidad no se siente como si estuviéramos teniendo una crisis de salud, pero cuando entras por las puertas de cualquiera de nuestros hospitales es muy evidente que estamos teniendo una crisis”.

“Las cosas están apretadas. Nuestras camas están llenas”, dijo el Dr. Christopher Ohl, de Atrium Health Wake Forest Baptist.

Los tres hospitales coinciden que, de momento, cuentan con suficientes suministros para tratar a los pacientes y que “todo paciente que aparece en el hospital y necesita una cama, obtiene una cama”, dijo Mann.

Más de 700 hospitalizados

Los tres hospitales de la región del Piedmont-Triad sumaban, el 3 de septiembre, un total de 754 personas hospitalizadas por COVID-19, de las cuales 685 (el 91%) no estaban vacunadas.

De los 145 pacientes conectados a un ventilador, el 95% (138 pacientes) no se habían puesto la vacuna contra el virus.

Entre las personas vacunadas, los tres hospitales registraron, en conjunto, 69 personas ingresadas y 7 pacientes con ventilador. 

Exhaustos

Los líderes de los sistemas de salud dijeron que los trabajadores de la salud están exhaustos.

“Nosotros, los trabajadores de la salud necesitamos un descanso. Nos  gustaría tener un poco de espacio para respirar en nuestros hospitales y ver que las cosas se ralentizan un poco”, dijo el Dr. Ohl.

Los doctores Mann y Ohl y la Dra. Cynthia Snider, de Conne Health, hicieron un llamado a las personas que no están vacunadas a tomar responsabilidad y vacunarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *