Charlotte. – Las autoridades federales, incluyendo al presidente Joe Biden, han expresado la necesidad de combatir las teorías de conspiración en contra de vacunarse contra el Covid-19.

Los mitos

Entre los mitos contra las inoculaciones, que los médicos han refutado, por falta de fundamento, están:

• Que las vacunas no trabajan

• Que las vacunas convierten magnéticas a las personas en magneticas

• Que las vacunas generan nuevas variantes

• Que las vacunas causan infertilidad

• Que mediante las vacunas se coloca un microchip para controlar a las personas

• Que la vacuna de Johnson & Johnson fue creada usando tejido fetal

• Que las vacunas causan autismo

• Que las vacunas reescriben el ADN

• Que las vacunas causan complicaciones a largo plazo.

Una muestra

Un ejemplo de las teorías que circula en las redes sociales es la siguiente:

“Van conociéndose los asesinos de la Covid-19”.

“¡Las máscaras comienzan a caerse!”

 “El laboratorio biológico  de Wuhan es propiedad de GlaxoSmithKline, que (accidentalmente) es propietaria de Pfizer (el que fabrica la vacuna contra el virus que se inició (accidentalmente) en el Laboratorio Biológico de Wuhan y que fue (accidentalmente) financiado por el Dr. Fauci, quien (accidentalmente) promueve la vacuna”.

“GlaxoSmithKline es (accidentalmente) administrado por la división financiera de Black Rock, que (accidentalmente) administra las finanzas de la Open Foundations (Fundación Soros), que (accidentalmente) administra el AXA francés”.

 “Soros (accidentalmente) es dueño de la empresa alemana Winterthur, que (accidentalmente) construyó un laboratorio en Wuhan y fue comprada por la alemana Allianz, que (casualmente) tiene a Vanguard como accionista, que (casualmente) es accionista de Black Rock, que (casualmente) controla los bancos centrales y administra alrededor de un tercio del capital de inversión global”.

 “Black Rock es también (casualmente) un importante accionista de Microsoft, propiedad de Bill Gates, quien (casualmente) es accionista de Pfizer (que, ¿recuerdas? Vende una vacuna milagrosa) y (casualmente) ahora es el primer patrocinador de la ¡OMS! (Organización Mundial de la Salud”.

“¡Ahora comprenden cómo un murciélago muerto vendido en un mercado húmedo en China ha infectado a todo el Planeta!”

 “Sinvergüenzas y asesinos, sus millonarias ganancias por la producción de vacunas se han quintuplicado en un año que va de la pandemia provocada por ellos mismos”.

La recomendación de la cadena de mentiras es difundirla pronto.

La realidad es que:

En China no existen laboratorios que sean propiedad de corporaciones del mundo capitalista.

El Instituto de Virología de Wuhan fue fundado en 1956 bajo la Academia de Ciencias de China.

Esa agencia fue instituida en 1949, después de que Mao ganó la Guerra e instituyó  la comunista República Popular China.

La entidad no tiene nada que ver con Pfizer y el resto de la historia es totalmente “accidentalmente” falsa.

La agencia de noticias Reuters hizo una verificación de datos con su equipo de investigaciones sobre la teoría y sacó los siguientes veredictos:

“Falsa. GlaxoSmithKline no es propietaria de Pfizer ni del Instituto de Virología de Wuhan”.

“La publicación pretende revelar vínculos entre los orígenes de la pandemia del Coronavirus, las compañías farmacéuticas involucradas en la investigación de la vacuna  contra el Covid-19, los grupos de inversión global y los filántropos multimillonarios George Soros y Bill Gates. Implica que estas conexiones son evidencia de que la pandemia fue orquestada deliberadamente. Eso es falso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *