Foto: Archivo

Winston-Salem.- La Junta de las escuelas de Winston-Salem/Forsyth votó a favor de implementar el uso obligatorio de las mascarillas para todos los estudiantes y empleados de las escuelas públicas durante el primer trimestre del año escolar entrante. La votación fue de 6 a 3.

El requisito de la mascarilla aplicará en todos los edificios de las escuelas públicas y en los medios de transporte.

Las escuelas también requerirán que cualquier visitante o persona mayor de 5 años que entre en las instalaciones educativas use la mascarilla, además de los estudiantes y empleados.

Según indicó el distrito en un comunicado, la Junta volverá a reevaluar la medida pasadas nueve semanas desde el inicio del curso.

“Los estudiantes deben estar en las escuelas con sus maestros y compañeros”, dijo la superintendente, Tricia McManus, en un comunicado. “Mi objetivo es tener tantos estudiantes en la escuela como sea posible, de manera segura”

McManus explicó que el distrito escolar ha trabajado en colaboración con socios de atención médica y proveedores de salud locales para tomar la decisión. También dijo que siguen las tendencias nacionales y estatales y monitorean la información más reciente sobre los casos de COVID-19 en el condado de Forsyth.

«Creemos que esta es la forma más segura y responsable de regresar a la escuela», dijo.

La decisión de la Junta Escolar coincide con los últimos lineamientos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que, el martes, recomendaron el uso del cubrebocas en las escuelas. 

También se alinea con las últimas recomendaciones del Departamento de Salud de Carolina del Norte (NCDHHS), las cuales aconsejan que todos los estudiantes desde kínder a octavo grado, y todos los empleados, usen cubrebocas, independientemente del estado de vacunación. 

El estado también recomienda el uso de mascarillas para los estudiantes mayores y el personal que no estén completamente vacunados. 

El distrito espera que alrededor de 54,000 estudiantes regresen a las aulas el 23 de agosto, día de inicio del nuevo año escolar.  

Tenso debate

La decisión de requerir los cubrebocas se llevó a cabo durante una reunión extraordinaria el miércoles por la tarde, a la que familiares de los estudiantes asistieron para dar su opinión al respecto. No todos estuvieron de acuerdo y, por momentos, el debate fue tenso.  

Un gran grupo de padres, casi la totalidad de raza blanca, rechazaron la idea de las mascarillas en las escuelas, mientras que una minoría se mostró a favor de la medida, alegando que protegería no solo a los niños, sino también a las familias.

Fueron pocos los padres de las comunidades negras e hispanas, donde la pandemia ha tenido un mayor impacto, que participaron en el debate público.

Hasta el 24 de julio, los casos de COVID-19 en hispanos representaban el 28% del total de contagios en el condado de Forsyth. En la comunidad de raza negra, los casos suponían el 25% del total, mientras que el 57% correspondían a las personas de raza blanca, según los datos más actualizados del Departamento de Salud de Carolina del Norte. 

En los últimos 14 días, Forsyth ha reportado más de 630 nuevos casos de coronavirus.

Durante el debate, la superintendente McManus tuvo que llamar la atención de la audiencia en varias ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *