La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul. Foto de archivo. EFE/EPA/Peter Foley

Nueva york, 27 sep (EFE).- La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, firmará hoy una orden ejecutiva que le permitirá movilizar a personal de la Guardia Nacional con formación en salud para sustituir a trabajadores sanitarios que se niegan a vacunarse.

Hoy vence la fecha límite dada a los trabajadores de salud y de otros cuerpos del Estado de Nueva York para inmunizarse con una vacuna que es totalmente gratuita.

De acuerdo con las autoridades, la situación con el personal de salud que rechaza la vacuna es mayormente fuera de la ciudad de Nueva York. Hasta hoy un 10 % de unos 43.0000 empleados municipales no se habían inmunizado. Lo que significa alrededor de 5.000 trabajadores, de acuerdo con datos del alcalde Bill de Blasio.

Hochul aseguró que no es su deseo tomar ese paso. Pero afirmó que se hará «todo lo posible para mantener la salud de la gente». Sus afirmaciones fueron durante una conferencia de prensa en El Bronx donde inauguró un centro de vacunación.

La orden ejecutiva le permitirá declarar un estado de emergencia para movilizar a la Guardia Nacional. Y también habilita a ejercer a los profesionales de la salud con licencia en otros estados o países, recién graduados o jubilados.

El Departamento de Trabajo ha emitido una guía para aclarar que los trabajadores que se nieguen a vacunarse no tendrán derecho al seguro de desempleo. A menos que presenten una solicitud válida aprobada por un médico.

«Desearía no tener que hacerlo, pero necesito estar preparada», afirmó la gobernadora. Y al dirigirse a los empleados no vacunados, les indicó que el público que acude a un centro sanitario necesita tener la confianza de que la persona que cuida de su salud no le contagiará el covid, ni tampoco a su recién nacido.

«Es un derecho básico que todo el mundo tiene cuando entra a una instalación sanitaria. O cuando tienes a tus padres en un asilo -afirmó- Es de sentido común».

Según el alcalde Di Blasio, los empleados no serán despedidos pero no se les pagará por cada día que estén ausentes de su trabajo. También aseguró que al vencerse hoy el plazo, se está registrando alza en vacunación ante el riesgo de perder el empleo.

También aseguró que la ciudad podrá enfrentar la ausencia de los trabajadores. «Tenemos las herramientas para que todo siga funcionando».

Por otra parte, Northwell Health, la mayor cadena privada de salud en Nueva York, anunció que ha despedido a una veintena de empleados no vacunados, según el diario Newsday.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *