Carolina del Norte reportó 1,170 personas hospitalizadas el lunes, la cifra más alta del último mes.

Winston-Salem.- La expansión de las nuevas variantes del coronavirus y la relajación de las medidas de prevención están ganando la carrera a las vacunas contra el COVID-19. Mientras los nuevos casos están aumentando a nivel nacional, en Carolina del Norte las hospitalizaciones han alcanzado niveles máximos por primera vez desde mediados de marzo.

Según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS), desde el 18 de marzo, la cifra de hospitalizaciones diarias se había mantenido, en general, por debajo de las 1,000 personas durante casi un mes. El 12 de abril, sin embargo, se reportaron 1,034 personas internadas en los hospitales del estado debido al coronavirus. Desde entonces, las hospitalizaciones han ido en aumento hasta llegar a las 1,170 el lunes 19 de abril, la cifra más alta contabilizada en el último mes.

La semana pasada también se dio un aumento del número de diagnósticos de COVID-19 en todo el estado. Entre el 14 y el 17 de abril, el NCDHHS reportó más de 2,300 nuevos casos de coronavirus diarios, una cifra que no se alcanzaba desde finales de febrero de este año, con excepción del 9 de abril, cuando el estado anunció 2,509 nuevos diagnósticos positivos.
El masrtes, el NCDHHS reportó 1,200 nuevos casos de COVID-19.

Aumento de casos a nivel nacional
Además de Carolina del Norte, al menos una veintena de estados registraron un incremento de los diagnósticos positivos diarios de COVID-19, según datos publicados por la Universidad Johns Hopkins.

Actualmente, Estados Unidos ha reportado más de 31 millones de casos, 42,470 solo el pasado domingo.

Según el Dr. Christopher Ohl, experto en enfermedades infecciosas del hospital Wake Forest Baptist Health, lo que está ocasionando el incremento, a nivel nacional, “es una combinación de la relajación de medidas, incluyendo las mascarillas y el distanciamiento social, en combinación con algunas variantes (del virus)”, dijo durante su conferencia con los medios semanal. A nivel local, detalló, “es más una relajación de las medidas”.

El 23 de marzo, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, extendió el número de personas que pueden reunirse en espacios interiores y exteriores y levantó el toque de queda de las 11 de la noche. “Y esto es lo que creo que es más responsable (del aumento) aquí en el Triad”, dijo el Dr. Ohl.

Los condados de Forsyth y Guilford, en la región del Piedmont Triad, reportaron 955 y 1,843 nuevos casos en los últimos 14 días, hasta el lunes. Por su parte, en Wake la cifra llegó a los 2,742 nuevos casos, mientras que en Mecklenburg se reportaron 3,533 casos entre el 6 y el 19 de abril.

Mientras los planes de vacunación avanzan en los estados, las cifras de casos de los últimos días demuestran que la pandemia está todavía lejos de acabar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *