Winston-Salem.- Algunas de las acciones que en el último año se han recomendado para evitar el contagio de coronavirus han resultado ser exageradas, de acuerdo con los últimos resultados de investigaciones sobre la pandemia.

El doctor Christopher Ohl, uno de los principales expertos en epidemias en Carolina del Norte, reveló que la práctica de limpieza profunda de superficies, como mesas y las perillas de las puertas, es innecesaria ya que se demostró que solamente uno de cada 10,000 contagios ocurre de esta forma.

“Lavarse las manos de vez en cuando, después de ir al baño, puede ser suficiente”, dijo el doctor Ohl, sobre la prevención que debe realizarse para evitar la infección de COVID-19.
De acuerdo con el médico, dentro del hogar puede volver a los mismos niveles de higiene que existían antes de la pandemia, así como en negocios y escuelas que relajarán sus prácticas de limpieza.

La otra medida de prevención que no se tiene que realizar es la evaluación médica que se realiza antes de ingresar a ciertos lugares, como preguntar por su estado de salud y tomar la temperatura. El doctor Ohl explicó que estas pruebas no funcionan debido a que el 40 por ciento de los portadores del virus no presentan ningún síntoma y por lo tanto, es imposible darse cuenta si está enfermo.

No obstante, el doctor que durante toda la pandemia ha sido un portavoz de la comunidad médica acerca del COVID-19, destacó que todavía es importante seguir las demás medidas preventivas, ya que la crisis de salud continua y “depende de nosotros” el rumbo que tome la pandemia.

En las próximas semanas, caracterizadas por las graduaciones y fiestas de fin del curso académico, Ohl dijo que podría elevarse el número de contagios, especialmente entre los jóvenes.

El doctor recomendó hablar con los hijos y recordarles la importancia de cuidarse, tanto con el uso de cubrebocas como la aplicación de gel antibacterial en las manos. Si el joven tiene 16 años cumplidos, lo más recomendable es que se le aplique la vacuna de Pfizer.