Winston-Salem.- Las escuelas públicas del condado de Forsyth han puesto fin a las pruebas de detección de síntomas del COVID-19 cuando los estudiantes, adultos y visitantes ingresan a los edificios. La medida dejó de aplicarse desde el lunes, 3 de mayo.

“El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) ya no recomiendan ni requieren el examen, que incluye un control de temperatura”, dijeron desde el distrito escolar. “La orientación de las agencias estatales y federales ahora dice que la detección de síntomas ya no se considera una forma eficaz de reducir la propagación”.

Ahora bien, las escuelas seguirán exigiendo el uso de las mascarillas “en todo momento” y el distanciamiento físico dentro de las instalaciones.

“También les pedimos a los padres que continúen informándonos si un estudiante ha tenido contacto cercano con alguien diagnosticado con COVID-19, ha tenido algún síntoma o ha sido diagnosticado con COVID-19”, pidieron desde las escuelas.

La recomendación de las agencias de salud es que los estudiantes que estén enfermos o que experimenten síntomas no deben asistir a la escuela en persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *