Ginebra, 24 may (EFE).- Al ritmo actual, dentro de tres semanas las muertes ocurridas solo este año a causa de la covid-19 superarán todas las registradas en 2020, dijo hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los contagios reportados desde que se inició 2021 ya superan los registrados en el primer año de la pandemia, agregó el responsable de la Organización.

También advirtió de que, aunque se observa una tercera semana consecutiva de disminución de casos “la situación a nivel mundial es muy frágil y ningún país puede decir que está a salvo”.

LA AMENAZA DE LAS VARIANTES

Aseguró que por el momento ninguna de las variantes que han surgido del coronavirus original causante de la pandemia ha afectado las vacunas o los tratamientos que se están utilizando, pero enfatizó que nadie puede garantizar que seguirá siendo así.

«El virus cambia constantemente y esto podría volver ineficaces las herramientas con las que contamos. Debemos tener en claro que la pandemia no ha terminado y no lo hará hasta que la transmisión esté bajo control en todos los países», agregó.

DESIGUALDAD DE ACCESO A VACUNAS

Tedros dijo que la desigualdad en el acceso a las vacunas amenaza con perpetuar la pandemia, ya que hasta el momento tres de cada cuatro dosis se han inoculado en tan solo en diez países.

«Un pequeño número de países que fabrican y compran la mayoría de las vacunas controlan el destino del resto del mundo», denunció.

Según las estimaciones de la OMS, si la administración de vacunas hubiese sido más equitativa desde el principio, los 1.500 millones de dosis inoculadas hasta la fecha habrían servido para proteger a todos los trabajadores sanitarios y grupos de riesgo en el planeta.

«Podríamos estar en una situación mucho mejor», lamentó Tedros, quien subrayó que los países que han empezado a vacunar a niños y a personas de bajo riesgo «lo están haciendo a expensas de los trabajadores sanitarios y personas vulnerables de otros países».

En la inauguración de la asamblea, que se prolongará hasta el 1 de junio, también se informó que al menos 115.000 trabajadores sanitarios han muerto a causa del coronavirus.