Foto: Agencia EFE

Raleigh.- A medida que la variante Delta del coronavirus se extiende en Carolina del Norte, los casos positivos y las hospitalizaciones han empezado a aumentar en el estado. Desde mayo, casi la totalidad de los nuevos contagios se han diagnosticado en personas no vacunadas, indicó el Departamento de Salud. 

Los sistemas de alerta de Carolina del Norte muestran que más personas van al departamento de emergencias con enfermedades similares al COVID-19. También se han detectado niveles elevados del virus en las aguas residuales en ciertas regiones del estado. 

Desde el Departamento de salud de Carolina del Norte hacen un llamado para que las personas que no se han vacunado todavía lo hagan. Esto puede ayudar a frenar la propagación del virus frente a la amenaza de la variante Delta, que ha demostrado ser más contagiosa y potencialmente más infecciosa que otras cepas. 

“No espere para vacunarse. Las enfermedades graves, las hospitalizaciones, la muerte y los efectos a largo plazo experimentados por muchas personas que han tenido COVID-19 se pueden prevenir con vacunas”, dijo la secretaria de salud, Mandy Cohen, en un comunicado. “Protéjase y proteja a sus seres queridos al vacunarse ahora”.

Desde mayo, más del 99% de los nuevos casos registrados en Carolina del Norte han ocurrido en personas que no están completamente vacunadas, reportó el Departamento de salud.

Algunos expertos han indicado que los más afectados están siendo los jóvenes menores de 30 años, cuyas tasas de vacunación son las más bajas del estado.

Más de 2,000 nuevos casos en siete días

Aunque las tendencias del estado están muy por debajo de donde estaban en el punto álgido de la pandemia, los casos aumentaron un 12% la semana pasada, en comparación con los contagios diagnosticados en los siete días anteriores. 

Así, entre el 27 de junio y el 3 de julio se diagnosticaron 2,390 casos, en comparación con los 1,988 registrados entre el 20 y 26 de junio. 

Por su parte, las hospitalizaciones aumentaron un 8% durante los últimos siete días. Actualmente hay 415 personas en los hospitales del estado debido al COVID-19.

El muestreo estatal de plantas de tratamiento de aguas residuales también muestra un aumento reciente de partículas virales en cuatro lugares desde el 24 de junio.

Mascarillas, distancia y pruebas

Además de instar a la vacunación, desde el Departamento de salud piden a las personas que todavía no se hayan inoculado a seguir usando la mascarilla, manteniendo la distancia social y lavándose las manos de forma constante.

También recuerdan que las personas deben hacerse la prueba de detección del COVID-19 si presentan síntomas similares a los del coronavirus, como dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular, o pérdida del gusto y del olfato. También recomiendan hacerse la prueba si las personas que no están vacunadas están expuestas a alguien que tiene COVID-19. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *