Foto: Cortesía

Raleigh.- El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dio a las empresas del estado la autoridad para comprobar si sus empleados están vacunados contra el COVID-19. De no estarlo, los empleadores podrían pedir a sus trabajadores que lleven mascarilla. También podrían realizarles pruebas de detección del virus semanales. 

“Muchas empresas van un paso más allá y exigen que sus empleados se vacunen, y lo aplaudo”, dijo Cooper. “Estamos en una encrucijada en esta pandemia y necesitamos que el sector privado nos ayude a aumentar las tasas de vacunación en este momento”.

“Ser un buen ciudadano corporativo significa vacunar a su gente, nuestra economía depende de ello”, añadió el gobernador. 

Esta es una de las varias recomendaciones que el gobernador, junto con la secretaria de salud, Mandy Cohen, dio el jueves por la tarde durante una conferencia de prensa.

La gobernación del estado también anunció que, a partir de septiembre, comenzará a verificar el estado de vacunación de los trabajadores públicos y, aquellos que todavía no se hayan inoculado, deberán usar cubrebocas y hacerse la prueba del coronavirus, algo que “instó encarecidamente” a las empresas a hacer lo mismo.

Se disparan los casos

Carolina del Norte reportó el jueves 3,268 nuevos casos de COVID-19. La última vez que hubo más de 3,000 en un solo día fue el pasado febrero, recordó la secretaria de salud Mandy Cohen.

En los hospitales del estado había 1,141 personas ingresadas por el coronavirus el jueves, una cifra que no se alcanzaba desde hacía meses. 

“Otra forma de pensar en cómo las cosas han cambiado tan rápido -dijo la secretaria de salud- es que el Covid original se propagaba de una persona a un promedio de dos a tres personas. Ahora, la variante delta se transmite de una persona a un promedio de seis personas, y casi toda esa propagación ocurre entre personas que no están vacunadas”. 

Frente al alarmante aumento de contagios de los últimos días, el Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado ha actualizado los protocolos de prevención del coronavirus para responder al contexto actual. 

“Nuestra guía es clara. Si no está vacunado, debe continuar practicando las tres Ms en todos los entornos públicos cerrados, espere a seis pies de distancia en todos los espacios públicos y lávese las manos con frecuencia”, dijo Cohen. “Además, si no está vacunado, no debe reunirse con personas no vacunadas con las que no vive y tampoco debe viajar”. 

Mascarillas donde haya alta propagación

Las autoridades del estado también mostraron su preocupación frente al aumento de condados donde la propagación del coronavirus ha vuelto a niveles críticos.

“De ahora en adelante, se alienta a todos los habitantes de los condados con altas tasas de propagación del virus, incluidas las personas que han sido vacunadas, a usar una mascarilla en lugares públicos e interiores”, dijo Cooper. 

Según indicó el gobernador, actualmente el 80% de los condados tienen altas tasas de propagación vírica.

Esta medida se aliena con las últimas recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades publicadas el martes. Desde la agencia nacional también recomendaron a todas las personas que usen cubrebocas. También en las escuelas. 

“Esta es la realidad que tenemos que afrontar y nuestro interés seguirá en luchar contra esta pandemia incrementando nuestras tasas de vacunación”, dijo Cooper.

Mientras tanto, la orden ejecutiva sobre el uso de mascarillas en el estado vence mañana viernes.

Un paso atrás

Carolina del Norte dio esta tarde un paso atrás en las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en las escuelas.

De acuerdo con la guía actualizada de los CDC, todas las escuelas de kínder a 12 grados deben requerir el uso de la mascarilla universal, independientemente del estado de vacunación, anunciaron Roy Cooper y Mandy Cohen.

La secretaria de salud dijo que su departamento está actualizando su guía para que las escuelas se alineen con esta recomendación.

La guía, que iba a entrar en vigencia el 30 de julio, decía que los estudiantes y empleados de las escuelas de 9º a 12º grados no necesitaban llevar cubrebocas si estaban vacunados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *