Judelieth Hernández, de 15 años, recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer el sábado en Winston-Salem. Foto: WFBH

Winston-Salem.- Carolina del Norte comenzó a vacunar contra el COVID-19 a niños y adolescentes de entre 12 y 15 años, tras la autorización para el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Entre las primeras menores vacunadas en el estado están Paris Sánchez Nuñez, de 13 años, y Judelieth Hernández, de 15 años, quienes recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer el sábado, en Winston-Salem. También Diego Villaseñor, de 15 años, fue vacunado en el condado Wake.

“Nos da paz mental. Nos sentimos más tranquilos como papás que ahora nuestros tres hijos estén vacunados. A Diego no lo teníamos que convencer realmente porque él quería vacunarse”, dijo a Qué Pasa José Luis Villaseñor, pastor de la Iglesia Fiesta Cristiana de Apex tras pedirle a los padres confiar en la vacuna. “La seguridad y calidad de esta vacuna (Pfitzer) está comprobada”.

De momento, la vacuna de Pfizer es la única que puede administrarse en menores de edad, mientras que las vacunas de las compañías Moderna y Johnson & Johnson son aptas para mayores de 18 años. 

“Tener una vacuna para nuestros adolescentes más jóvenes nos acerca mucho más a poder terminar con la pandemia”, dijo la secretaria de salud, Mandy Cohen. “Al vacunar a más adolescentes, se están protegiendo del impacto del COVID, y están protegiendo a sus familias y comunidades deteniendo la propagación del virus”.

En Carolina del Norte, cerca de 125,000 casos de COVID-19 se han diagnosticado en niños de 0 a 17 años. Con las nuevas variantes, algunas partes del país, incluido este estado, están experimentando un aumento de las tasas en menores de edad. Actualmente, los niños de 10 a 14 años concentran el mayor número de casos entre los menores de edad en Carolina del Norte, con cerca de 40,000 diagnósticos positivos, de acuerdo con las cifras del Departamento de Salud.

Según los expertos, la inmunización de niños es esencial para poner fin a la pandemia del coronavirus, y señalan que es poco probable que el país alcance la inmunidad colectiva hasta que los menores sean también vacunados.

“La gente ya no se está vacunando. Los que querían ya lo han hecho, pero yo pienso que hoy mismo puede cambiar la situación” dijo a Qué Pasa Carmen Canales, vicepresidenta de la red de salud Novant Health el día en que Carolina del Norte dio luz verde a la vacunación de menores.

Canales dijo tener “mucha esperanza” en que los jóvenes latinos sean los que muestren más interés en vacunarse y hablen con sus familias para educarlos.

“Es tremendamente importante que los hijos se vacunen porque si los papás se vacunan pero los hijos no, ellos todavía pueden traer el COVID a la casa. Por eso es importante que familias y comunidades nos pongamos la vacuna cuando tengamos chance”, indicó Canales.

Las autoridades de salud del país recuerdan que la vacuna de Pfizer ha pasado por una “revisión rigurosa y exhaustiva” antes de ser aprobada por las agencias federales y señalan que es tan eficaz en las personas de 12 a 15 años como en los adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *