Raleigh.- Las escuelas públicas de Carolina del Norte recibirán 1,200 millones de dólares adicionales como ayuda para recuperarse de los estragos ocasionados por la pandemia del COVID-19.

Los fondos llegan luego que el pasado lunes, el Departamento de Educación de los Estados Unidos aprobó el plan de gastos de Carolina del Norte para el Fondo de Ayuda de Emergencia para Escuelas Primarias y Secundarias (ARP ESSER).

Esta aprobación contempla el último paquete de estímulo federal para la mejora de las escuelas en relación con la recuperación del aprendizaje en tiempos del COVID-19, indicó el Departamento de Instrucción Pública estatal en un comunicado.

El estado recibió en marzo de este año 2,400 millones de dólares ARP ESSER, y ahora recibirá la designación de 1,200 millones, cuya fecha de entrega está pendiente de aprobación, menciona el comunicado.

El Departamento de Instrucción Pública indicó que los distritos y las escuelas están recibiendo el 90 por ciento de la asignación total de 3,600 millones de dólares del estado, sobre la base de las mismas proporciones utilizadas para la asignación de los fondos federales del Título I en función de las estimaciones de pobreza del censo. Los 360 millones de dólares restantes apoyarán las iniciativas estatales para ayudar a las escuelas y a los estudiantes a recuperarse de las interrupciones relacionadas con la pandemia y también para mejorar los resultados a largo plazo.

“El plan de Carolina del Norte para este financiamiento no se limita a la recuperación de la pandemia, sino que trata de reconstruir y replantear el panorama educativo de nuestro estado”, dijo la superintendente de Instrucción Pública del estado, Catherine Truitt.

Truitt señaló que con esta designación se podrán solventar las necesidades educativas que se tienen actualmente y prepararse para las adversidades del futuro.

“La recién establecida Oficina de Recuperación y Aceleración del Aprendizaje está preparada para dirigir estos fondos de manera que apoyen a los maestros, eleven a los estudiantes e involucren a nuestra comunidad para que podamos fomentar una recuperación resistente, donde los estudiantes se presenten con mejores resultados y nuevas oportunidades”, agregó la superintendente.

El Departamento de Instrucción Pública utilizará los fondos para lanzar una serie de iniciativas basadas en evidencia para apoyar a las escuelas en todo el estado, incluyendo:

• 30 millones de dólares para la tutoría de alto impacto,

• 9 millones de dólares para una evaluación basada en la competencia y la plataforma

• 35 millones de dólares para un programa de subvención competitiva para la escuela de verano y extensiones después de la escuela.

Carolina del Norte se convierte en el 37º estado en recibir la aprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *