Charlotte.- En este mes de abril, el Concejo Municipal de Charlotte debatiría si se vuelven a instalar las cámaras que imponían multas a quienes cometían infracciones de tráfico, como pasarse los semáforos en rojo o hacer cruces ilegales.

En 2017, 74 personas murieron en accidentes automovilísticos, un aumento del 30 por ciento en las colisiones fatales ocurridas 2016.

Entre los concejales hay quienes piensan que existe el comportamiento irresponsable de los conductores que debe parar para evitar más muertes.

Además, consideran que se debe frenar la circulación de los autos a alta velocidad y la desatención de los que manejan usando el teléfono celular.

La ciudad tuvo cámaras para detectar alta velocidad y cruce de semáforos en rojo entre 1998 y 2006.

Un fallo judicial determinó que el 90 por ciento de los ingresos de las cámaras se debía entregar al Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS), mientras que tenía que pagar a la empresa operadora de las cámaras.

La decisión de la ciudad fue deshacerse de las cámaras en 2006, aunque eventualmente tuvo que pagarle al CMS casi 5 millones de dólares.

Pero la alcaldesa de Charlotte, Vi Lyles, ha pedido que se vuelva a considerar la instalación de las cámaras.

Las estadísticas registran una reducción de accidentes cuando los conductores están conscientes que pueden ser multados a través de los videos que toman automáticamente las cámaras.