Charlotte.- El superintendente del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS), Clayton Wilcox, anunció que el distrito comenzará a usar detectores de metal manuales y hará requisas al azar a las mochilas de los estudiantes para evitar el ingreso de armas a los planteles.

“El distrito aplicará las penas máximas en el Código de Conducta y cooperará plenamente con la policía cuando se traigan armas al campus”, dijo Wilcox en un video trasmitido por Facebook el viernes 16 de noviembre.

La medida será implementada en enero, después de las vacaciones de invierno, en los establecimientos de educación secundaria y posteriormente será aplicada en las escuelas intermedias.

Wilcox tomó la decisión tras un incidente fatal en la Escuela Secundaria Butler de Matthews, el pasado 29 de octubre, en el que un estudiante murió de un disparó, que se atribuye fue efectuado por otro alumno

El superintendente se había resistido a la idea de usar detectores de metal fijos en las escuelas del CMS, algo que ha sido reclamado por padres de familia y por gran parte de la opinión pública.

Ahora Wilcox ha expresado que ninguna medida de seguridad está descartada.

Después del suceso fatídico, protagonizado por dos menores de edad afroamericanos en Butler, las autoridades escolares han decomisado en semanas recientes armas de fuego en las secundarias East Meck, Garinger y Hopewell en Huntersville, y se decretó un cierre temporal de emergencia en Olympic, tras hallarse imágenes en las redes sociales de alumnos portando una pistola.

Wilcox advirtió que es responsabilidad de los padres de familia asegurarse de que todas las armas estén bajo llave, y que si los estudiantes llevan armas a las escuelas, sufrirán las consecuencias, incluyendo la posibilidad de imponer cargos contra los progenitores.

Entre las nuevas medidas en el CMS se implantarán tarjetas de pánico, que permitirán a los maestros enviar notificaciones de emergencia instantáneas al personal del distrito escolar, a las fuerzas del orden y a la plantilla de emergencia.

También agregará monitores de cámara para todas las aulas portátiles y se monitorearan las redes sociales para garantizar que las familias estén informadas sobre las amenazas.

El CMS ha estado reforzando las medidas de seguridad desde el tiroteo masivo en febrero en la Escuela Marjory Stoneman Douglas de la localidad de Parkland, Florida.

Como reacción al trágico acontecimiento de la Florida, la Junta de Comisionados del Condado de Mecklenburg designó más de 9 millones de dólares para que el distrito escolar ponga en marcha funciones de seguridad adicionales.

Para el plan anunciado de los detectores de metal manuales, el CMS comprará inicialmente 50 unidades a un costo de cerca de 300 dólares por dispositivo.

Tanto Wilcox, como el jefe del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, han expresado oposición a la sugerencia de dar armas a los maestros para usarlas en caso de un tiroteo.

Putney estuvo presente en la presentación de las nuevas medidas junto a Wilcox.

El distrito también llevará a cabo una serie de reuniones comunitarias para compartir información sobre seguridad y protección y recopilar opiniones del público.