Charlotte.- Una tierna y poética historia escrita por la poetisa y escritora puertorriqueña Judith Ortiz Cofer, sirvió de inspiración al también boricua Oscar Ortiz, un artista plástico radicado en Monroe, para elaborar una serie de no menos poéticas ilustraciones, que acaban de ser publicadas en un libro para niños.

De acuerdo con Ortiz, quien trabaja como coordinador de actividades con la comunidad hispana de la biblioteca pública de Monroe, los dibujos hechos expresamente para ilustrar el relato de Cofer tienen su raíz en el mismo tema que según él, ha inspirado el resto de su obra; el amor al Caribe donde pasó los años de la infancia.

“El Caribe siempre ha sido uno de mis motivos porque hay mucho color, mucha voluptuosidad y mucha luz. Soy un enamorado de la riqueza expresiva y de la luminosidad del caribe”, dijo el artista a Qué Pasa Mi Gente, en la sala de lo que él mismo llama “mi modesta vivienda”, en un tranquilo suburbio entre Monroe y Charlotte, donde vive rodeado de sus cuadros.

Ortiz, quien se considera a sí mismo como un autodidacta, dice que a pesar de que desde muy niño siempre le gustó dibujar y pintar, no se vino a tomar en serio el oficio de pintor sino hasta el 2001, cuando empezó a hacer cuadros más elaborados desde el punto de vista estético y formal.

“Me gusta mucho pintar figuras humanas, pero de una manera que pueda echar a volar la imaginación”, expresa Ortiz, mientras tiene a sus espaldas uno de sus cuadros en el que precisamente el juego entre las sombras, el color y la luz logra una atmósfera profundamente humana, y llena de expresividad.

Las obras de Ortiz quien según dice le ha estado dedicando más tiempo a la ilustración que a la pintura en lienzo, “porque la ilustración se acerca más a mi naturaleza como persona”, han aparecido en publicaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y National Geographic, entre otras a nivel mundial.

Pero donde el artista cree haber puesto toda su experiencia profesional y su talento artístico es en las ilustraciones para The Poet Upstairs, el libro de su compatriota Judith, que salió a la luz en noviembre del pasado año con el sello de la editorial Arte Público.

“Es un libro escrito para niños donde se narra la historia de una niña que se hace amiga de una poetisa, quien la enseña a descubrir la manera de cambiar el mundo a través de las imágenes, convirtiendo las paredes frías de un apartamento en una exhuberante isla tropical llena de color y de luz como las del Caribe”, dice Oscar.