Charlotte. – El regreso a las aulas para los 143 mil alumnos de las 180 escuelas del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) comenzó el miércoles 25 de agosto con numerosos retos para la dirigencia del distrito escolar, los maestros, el personal de apoyo y los propios estudiantes.

La pandemia del COVID-19 marcó la pauta de las medidas que estableció el distrito escolar para recibir a los alumnos en los salones de clases.

• El CMS suspendió una regla que les daba a los estudiantes de secundaria una “F” si faltaban 11 o más períodos de una clase en particular.

• Se prevé que algunos estudiantes pierdan varios días de clases debido a la cuarentena o la infección por Covid.

• Si un estudiante da positivo en la prueba del COVID-19, tendrá que ser aislado en su casa durante al menos diez días después de que le comenzaron los síntomas o diez días después de una prueba positiva.

• Los maestros que no estén vacunados deben ser evaluados cada semana.

• Los estudiantes podrán ser evaluados en las escuelas con el permiso de los padres.

• Los estudiantes y maestros deberán hacer planes que les permitirán a los estudiantes acceder a los trabajos de los cursos en línea y tiempo adicional para recuperar las pruebas y tareas perdidas cuando regresen a las clases presenciales.

• 39 escuelas tenían problemas para que el aire fluyera apropiadamente, debido a edad de las edificaciones.

• En las áreas cerradas de los planteles fue obligatorio el uso de mascarillas para los alumnos, maestros y el personal administrativo.

• 420 maestros faltaron el primer día, incluyendo los cargos no habían logrado ser llenados.

• 82 conductores de autobuses escolares no se presentaron, incluyendo las posiciones sin completar.

• 2,400 estudiantes están matriculados en el sistema virtual.

• En el CMS hay 41 mil estudiantes hispanos.