Credit: Cortesía

Charlotte. – Un cambio en las políticas internas del sheriff en el condado Mecklenburg prohíbe a las patrullas detener vehículos por infracciones menores de tránsito.

El alguacil Garry McFadden explicó a Qué Pasa que la razón para establecer su nueva política de paradas de tráfico de no detener a los conductores por infracciones de tránsito menores tiene el objetivo de que no haya perfil racial en contra de las minorías.

“Los que más resultan perjudicados por esas infracciones son los afroamericanos y los latinos”, aseveró McFadden.

El alguacil ratificó el cambio obedeció a un esfuerzo para hacer frente a la desigualdad racial evidente en las paradas de tráfico.

Foco fundido

Con la nueva política, los agentes de la Oficina del Sheriff del Condado de Mecklenburg dejan de detener a los a los automovilistas con una luz trasera o lámparas delanteras y traseras que no funcionan, con los cristales de las ventanas oscurecidas fuertemente, con una licencia revocada o una inspección caducada.

“Hice el cambio cuando me presentaron estadísticas de detenciones desmedidas de conductores negros”, anotó McFadden.

“Esas prácticas también ocurren con los conductores hispanos”, agregó el sheriff afroamericano demócrata.

Desde el 19 de septiembre

 La política, que entró en vigor el 19 de septiembre y puso fin a las paradas reglamentarias por infracciones no relacionadas con la circulación de los vehículos, está dirigida a no afectar a las personas que son objetivo desproporcionado del sistema de justicia penal.

Minorías afectadas

McFadden promulgó la política tras reunirse con los grupos Forward Justice y la sección del condado de Mecklenburg de la Alianza Segunda Oportunidad de Carolina del Norte (NCSCA).

Los datos mostraron que a pesar de que las paradas de tráfico son la interacción policial más común, en Carolina del Norte, los negros son alrededor del 22 por ciento de la población, sin embargo, son objeto del 30 por ciento de las paradas de tráfico.

Comparativamente, los blancos son el 69 por ciento de la población, pero son objeto del 60 por ciento de las paradas de tráfico.

En el condado de Mecklenburg, según el estudio, los negros sólo representan el 30 por ciento de los habitantes, pero son objeto del 47 por ciento de las paradas de tráfico.

Forward Justice utilizó los datos de NCCopWatch.org, una plataforma que recopila recogidos por la Oficina Estatal de Investigaciones de Carolina del Norte (SBI) relacionados con las paradas de tráfico que se han producido en el estado desde 2002.

Las multas recaen en los pobres

Datos del Laboratorio de Innovación Criminal de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Carolina del Norte mostraron que de las 10 infracciones que más se aplican en el condado de Mecklenburg, cinco son reglamentarias.

Las multas de tráfico se emiten más en las zonas donde la gente tiene dificultades económicas, según un análisis de los datos de las cortes de Carolina del Norte entre 1993 y 2003.

El análisis planteó que en condados norcarolinos, las multas de tráfico se usaban para generar ingresos, en lugar de ser una vía de mejorar la seguridad pública.

Un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Carolina del Sur en mostró que los conductores negros tienen el doble de probabilidades de ser parados por las agencias policiales.

El reporte basado en un análisis de los datos de 2016 de los tribunales de Carolina del Norte los afroamericanos tienen un 95 por ciento más de probabilidades de ser parados en la carretera en comparación con otros grupos raciales.

Además, los negros tenían un 115 por ciento más de probabilidades que los blancos de ser registrados en una parada de tráfico.

Violaciones causan consecuencias

Respecto a la nueva regulación, los agentes del sheriff pueden seguir citando a los conductores por infracciones no relacionadas con la circulación, pero sólo después de parar a los conductores por una infracción de tráfico más grave, como el exceso de velocidad o pasarse un semáforo en rojo.

Los agentes del aguacil pueden acusar a un conductor con infracciones reglamentarias sólo después de haber parado un vehículo por una violación más grave, potencialmente peligrosa.

Sin embargo, las infracciones reglamentarias no pueden ser la única base para una parada de tráfico.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Problemas que estamos pasando también es con las impecciones ya que si el carro no pasa impecciòn y el carro funciona perfecto como podemos resolver este pequeño detalle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *