Charlotte.- Un magistrado de la Corte Federal de Distrito de Charlotte  sentenció a 35 años de cárcel al mexicano Jorge Molina Sánchez por cargos de posesión de cocaína, heroína y armas.

A Molina Sánchez se le atribuye pertenecer a una red de narcotráfico que maniobró más de 350 kilos de cocaína, con un valor superior a 30 millones de dólares,  de un proveedor de California entre 2004 y 2011.

De acuerdo con los documentos de la corte, 11 individuos más estuvieron involucrados en la operación delictiva  que transportó y distribuyó la droga a comerciantes de narcóticos que la estuvieron vendiendo a través del estado.

Previamente, en mayo de 2013,  un jurado federal había encontrado culpable  a Molina-Sánchez por tener en su poder cinco kilos de cocaína y uno de heroína, más la el porte de un arma de fuego.

Molina Sánchez fue arrestado en octubre de 2012, cuando se le decomisaron dos pistolas y cien cargas munición.

En el curso de la investigación fueron hallados 50 mil dólares en uno de sus vehículos.

En la investigación que culminó con el desmantelamiento de la red de narcotráfico intervinieron la unidad de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI), las oficinas de los alguaciles de Rowan e Iredell, la Oficina Estatal de Investigaciones (SBI) y el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD).

El juez de distrito, Frank  D. Whitney impuso la sentencia a Molina Sánchez.