Charlotte.- La justicia de Carolina del Norte sentenció esta semana a pena de cárcel a un mexicano de 30 años acusado de robos de autos y delitos con armas de fuego ocurridos en Cahrlotte en 2016, informó el Departamento de Justicia.

Rodolfo Joel Ulloa Paz, de 30 años, deberá pasar 247 meses en prisión por hechos ocurridos el 10 de agosto de 2016 cuando oficiales del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg detuvieron un camión GMC Sierra ante la sospecha que sus ocupantes eran responsables de un tiroteo.

Los registros judiciales indican que junto a Ulloa Paz conducía el vehículo y estaba acompañado de Alan Israel Chávez Cruz y otras cuatro personas no identificadas.

De acuerdo con los hechos narrados en los documentos de la corte, cuando los agentes del CMPD intentaron revisar el camión, Paz aceleró y escapó del lugar. Durante su fuga se vio involucrado en varios choques que sin embargo, no detuvieron su huída.

Tras una persecución, Ulloa Paz finalmente estacionó el camión a las afueras de una residencia ubicada en East W.T. Harris Boulevard, en Charlotte. Se bajó el camión con una escopeta Mossberg calibre 12. Chávez Cruz también salió del vehículo con una pistola 9 mm, mientras que los cuatro pasajeros restantes huyeron de la escena.

En un nuevo intento de fuga ambos sujetos armados pretendiero robar el auto del dueño de la casa donde había estacionado el camión. Chávez Cruz se acercó a un hombre identificado con las iniciales RB, le colocó su arma en el estómago y le exigió las llaves de su Mazda 2016. Cuando la víctima le dijo que no las tenía, el delincuente las buscó sin éxito en sus bolsillos.

Ante ese frustrado robo, Ulloa Paz intentó secuestrar un Ford Ranger 2003 que viajaba hacia el sur por W.T. Harris Boulevard, al no poder lograrlo disparó contra el vehículo e hirió a sus dos ocupantes.

Finalmente los malhechores lograron robar un camión Chevrolet Silverado 2001 que se encontraba estacionado cerca del lugar y huir raudamente. Antes de subir al vehículo dispararon al aire.

Es así como comienza una nueva e intensa persecución por las calles de Charlotte. Ulloa Paz se dirigió hacia la carretera 16 manejando a toda velocidad y de manera errática. En ese momento, Chávez Cruz decidió arrojar su arma. Cuando el vehículo ingresó al condado Catawba, el conductor finalmente perdió el control y chocó contra un poste de energía. El impacto dejó el camión inhabilitado.

Después de la colisión, Chávez Cruz fue arrestado inmediatamente. Chávez Paz salió del camión armado con la escopeta la cual apuntó a los oficiales que los rodeaban.

Tres oficiales de CMPD descargaron sus armas, hiriendo al sujeto pero logró recuperarse.

En noviembre de 2017 Ulloa Paz se declaró culpable de conspiración para cometer robo de automóviles, dos cargos de intento de robo de automóvil, robo de auto y descarga de un arma de fuego durante y en relación con un delito de violencia. En marzo de 2018, Chávez Cruz fue sentenciado a 147 meses de prisión.

Ambos hombres serán deportados luego de completar su sentencia federal.