Charlotte.- La Junta de Revisión Ciudadana (CRB), que supervisa acciones del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD), falló el miércoles en la noche, a favor de la agencia policial local en el caso del hispano Josué Javier Díaz, de 28 años, que murió en enero de 2016 a consecuencia de los disparos hechos por un oficial encubierto.

En una votación de 9 a 1, la junta dictaminó que no hay pruebas sustanciales de que el CMPD hubiera errado en el incidente que culminó con la perdida de la vida del latino, por lo que no necesitan más audiencias.

Previamente, el lunes, 10 de los 11 miembros de la junta se reunieron en una sesión cerrada durante casi cuatro horas, escuchando presentaciones del abogado de la familia Díaz y luego de un abogado de CMPD.

El oficial, cuya identidad no se reveló, que mató a Díaz fue absuelto en las dos investigaciones que se efectúan localmente cuando un agente policial le quita la vida alguien.

Una realizada por la Fiscalía del condado de Mecklenburg, determina si el agente debe ser acusado penalmente.

La segunda, hecha internamente por el CMPD, determina si el oficial siguió las políticas del departamento y procedimientos.

La Junta de Revisión Ciudadana tiene la tarea de revisar las apelaciones de los ciudadanos, incluidos los familiares de las víctimas de disparos de los agentes policiales, que presentan quejas sobre cómo el jefe de policía ha actuado respecto a los oficiales.

En sus 20 años de historia, la junta solo ha votado una vez a favor de una apelación ciudadana.

El caso fue en septiembre, cuando los miembros votaron 7-1 indicando que el jefe Kerr Putney se equivocó al no disciplinar al exoficial, Jon Dunham, quien apuntó con un arma a la cabeza de un hombre desarmado y amenazó con matarlo en marzo de 2016.

El abogado de la familia Díaz, Alex Heroy, quien asistió a la primera parte de la audiencia del miércoles junto con la esposa de Díaz, había dicho que la familia del finado no estaba de acuerdo con la determinación de la Fiscalía de que el oficial se estaba defendiendo, ni tampoco con la de los investigadores del CMPD.

La familia sostenía que el agente que mató a Díaz rompió la ley estatal y violó la política de CMPD.

Davis y los miembros de la junta se negaron a decir más sobre lo que llevó a la junta a su decisión el jueves.