En las últimas semanas se ha notado un aumento en los robos a negocios hispanos, o a personas de habla hispana, lo peor de este asunto es que en su mayoría los sospechosos son hispanos.

Anteriormente era más sencillo detectar a los criminales porque en un negocio de productos hispanos o en un área donde predominan los hispanos, si se observaba alguna persona de otra raza, la gente estaba más atenta y ponía más cuidado cuando veía a estos individuos, pero ahora son los mismos hispanos los que están cometiendo estos crímenes, porque pasan inadvertidos en nuestros negocios y comunidades.

Ahora más que nunca debemos abrir los ojos y desconfiar de los desconocidos, debemos estar más atentos para no ser las próximas víctimas de estas lacras de la sociedad, que lo que hacen es arruinar la reputación de la mayoría de personas trabajadoras que lo que vienen a hacer a este país es ganarse la vida honradamente, trabajando fuertemente para sacar adelante a sus familias, y no es justo que lleguen estos vagos y les quiten el sustento que tanto costó ganarse.

Para colmo del caso en muchas ocasiones estos inescrupulosos, hieren o matan a sus víctimas sin importales si dejan a familias enteras sin fuentes de ingreso, y en el peor de los casos sin sus seres queridos.

En un incidente de estos, una persona fue asesinada.

Lo más lamentable del caso donde un padre de familia humilde y trabajador fue asesinado vilmente, es que los asesinos siguen sueltos y lo peor de todo es que viven entre nosotros, porque para nuestra desgracia son hispanos.

Por eso es importante que si usted sabe o tiene idea de quienes son los asesinos que cometieron este delito por favor llame a la Policía y comuníquelo, usted puede permanecer anónimo.

Muchas veces no nos queremos involucrar, pero debemos tomar en cuenta que en estos momentos donde se están incrementando leyes en contra de los indocumentados, no podemos darles armas a los que proponen estas leyes para que puedan decir, que se necesitan leyes más estrictas contra los indocumentados porque son asesinos, borrachos y ladrones.

Por el contrario debemos demostrar que lo que venimos a hacer a esta nación, es buscar una vida mejor, luchando honradamente para sacar adelante a nuestras familias.

Demostrémosle a estos a estos racistas que somos un pueblo trabajador, y no permitamos que unos pocos inescrupulosos nos desacrediten cometiendo crímenes y poniendo a la comunidad hispana en el ojo del huracán.

Denunciemos a los criminales, para así poder arrestarlos y al menos dar un poco de paz y tranquilidad a las familias de las víctimas, es urgente sacar a estos individuos de las calles y llevarlos ante la justicia.

Si sabe quienes están cometiendo estos delitos me pueden llamar al (704) 777-3457, y recuerde usted puede permanecer anónimo.