Charlotte.- Un fiscal de Distrito del vecino condado de Gastón niega certificaciones para la concesión de visas a inmigrantes hispanas víctimas de diversos crímenes cuando el victimario también es hispano, una circunstancia que algunos expertos califican de “discriminación”.

La práctica del fiscal Locke Bell se dio a conocer luego que rechazara la solicitud de una inmigrante hondureña víctima de violencia doméstica por parte de su pareja de origen mexicano al considerar que “un asalto de un latino contra un latino no es justificación según el estatuto de la ley”.

Líderes comunitarios y profesionales de la ley del área de Charlotte cuestionaron el criterio del fiscal Locke Bell respecto a la ley de la visas U.

El activista Byron Martínez, de la organización Unidos We Stand, del Condado de Gaston, dijo: “el color de la piel, o el origen nacional no se deben usar para negar los derechos de las víctimas”.

La directora ejecutiva de Jesus Ministry, Maudia Meléndez, expresó: “¿entonces cómo va a tomar las decisiones? ¿Si un europeo comete una agresión en contra de una europea, le negará la visa? o ¿Si el caso es entre asiáticos ocurrirá lo mismo? Aplicar la ley así de forma selectiva no tiene sentido”.

El abogado, Nicolás De Castro, anotó: “desafortunadamente su interpretación de la ley lesiona a la mayoría de las víctimas que la ley determina que deben ser protegidas”.

NOTA RELACIONADA: Fiscal de NC niega visas a hispanas víctimas de violencia doméstica

¿QUÉ ES LA VISA U?

El estatus no inmigrante U está reservado para las víctimas de ciertos crímenes, que han sufrido abuso físico o mental y brindan ayuda a las agencias de orden público y oficiales gubernamentales en la investigación o prosecución de actividades criminales.

 El Congreso creó la visa de no Inmigrante U mediante la aprobación de la Ley de Protección a Víctimas de la Trata de Personas y Violencia, incluyendo la Ley de Protección de Mujeres Inmigrantes Abusadas.

Esta legislación está dirigida a fortalecer la capacidad de las agencias del orden público para investigar y procesar judicialmente los casos de violencia doméstica, abuso sexual, tráfico de extranjeros y otros crímenes, a su vez que protege las víctimas de los crímenes que han  sufrido abuso mental o físico sustancial producto de dichos crímenes y están dispuestas a ayudar a las autoridades del orden público en la investigación y prosecución de la actividad criminal.

 La legislación también ayuda a las agencias del orden público a dar mejor servicio a las víctimas de crímenes.

La visa U está diseñada para permitir que personas sin estatus hablen y reporten crímenes sin temor de represalias, como deportación. Se aplica a víctimas de violencia doméstica, violación o asalto sexual, tortura, tráfico humano, contacto de abuso sexual, esclavitud, mutilación genital femenina, servidumbre involuntaria, rapto o secuestro, detención ilegal, prostitución o incesto, explotación sexual, haber sido un rehén, chantaje o extorsión, asalto criminal, manipulación o perjurio, obstrucción de la justicia, asesinato u homicidio involuntario.

Los recipientes de la visa U tienen el derecho para la autorización de trabajo, y ser elegibles para estatus de residente legal.