Charlotte. – Desafiando los tiempos de pandemia, la empresaria Graciela Barrera se empeñó en realizar presencialmente el evento que viene realizando anualmente en Charlotte: la Quinceañera Expo.
Teniendo como premisa, las medidas de salud en esta época, logró realizar la exhibición de servicios para los organizadores de fiestas de quince años y “sweet sixteen”, con la participación de 32 expositores, ocho artistas locales y cerca de 400 asistentes.

Golpe económico
“La pandemia le pegó muy duro económicamente al sector de profesionales que trabajan en la organización de eventos sociales”, dijo Barrera.
“A partir de marzo del año pasado la gente perdió todo el dinero del mundo, los salones de eventos, los fotógrafos, los camarógrafos, las peluqueras, las maquilladoras, los servicios de catering, las florerías, los artistas, los DJs, fue la hecatombe”, anotó la empresaria.

Servir de inspiración
Barrera contó que sintió que con la apertura que se está dando debía darle un impulso a la industria de los eventos sociales entre la comunidad latina.
“Estoy contenta por el resultado y espero que eventualmente se vuelvan a hacer cumpleaños, graduaciones, bodas y quinceañeras”, dijo.
La Quinceañera Expo tuvo lugar en el Hotel Sonesta, del área del corredor vial de Tyvola, el domingo, de la tercera semana de abril.

Barrera impulsó su Exposición como “un evento único en las Carolinas, que ha sido creado pensando en las jóvenes latinas y se enfoca en todas las necesidades y sueños de una fiesta inolvidable”.
“Disfruta de una tarde llena de vestidos de quinceañera, espectáculos de baile, desfiles de moda, demostraciones de productos y servicios, comida, coreógrafos, fotógrafos, estilistas, maquillistas, pasteles, tiaras, y limusinas”, hizo parte de la convocatoria.
La empresaria expresó que desea que los números de salud sean favorables y la gente que trabaja en el ramo de las fiestas pueda recuperarse.

2020 terrible
Antes de la pandemia, Barrera realizaba eventos con niños y adolescentes de preparación de los eventos, lo cual quedó paralizado.
El año pasado, la empresaria hizo una evaluación de daños entre la gente del sector y las conclusiones fueron devastadoras.
Los consultados dijeron que tenían contratos previstos desde marzo hasta junio.
En abril, las pérdidas habían sido las siguientes, por ocupación:
· maquilladora: 3,700.
· peinadora: 5 mil.
· fotógrafo: Entre 6 mil y 20 mil.
· salón y decoración: 6 mil.
· DJ – cantantes, músicos: Entre 4 mil y 16 mil
· banquetes: Entre 4 mil y 16 mil.
En su momento, Barrera señaló que la pandemia llegó cuando venían las graduaciones y la ola de bodas de mayo, cuando el clima es propicio.
“Ahora tenemos que sacar adelante hasta a los payasos”, dijo la empresaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *