Tomados regularmente y con moderación, estos sabrosos frutos secos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes, a perder peso, a bajar el colesterol, a combatir el estrés y a mejorar el estado cardiovascular. ¿A qué espera para probarlos?

Son uno de los frutos secos con más cantidad de fibra y figuran entre los que aportan más energía, junto con las nueces y los piñones. Debido a su contenido en minerales, vitaminas, ácidos grasos, proteínas y micronutrientes saludables, son el tentempié ideal para quienes realizan un gran esfuerzo físico o desarrollan actividades intelectuales que requieran concentración.

Según el chef español Darío Barrios, el pistacho puede prepararse de diversas formas, “servidos crudos a modo de ‘snack’, en ensalada, con arroz o como una pasta”, ya que su textura “es muy agradable”, y además es el protagonista de sabrosas recetas, como los pistachos al curry, con pimentón dulce, con ajo y tomillo, a las hierbas o ahumados.

Además de por su exquisito aceite dulce que se emplea en platos de alta cocina, helados y pastelería son ricos en grasas saturadas.

Estas semillas, según los expertos que son originarias de Oriente, probablemente de Irán e Irak, se cultivan hoy en los países de la región mediterránea europea, EE. UU., India y México, fundamentalmente.

De acuerdo a un trabajo reciente publicado en la revista ‘Hypertension’, el consumo de pistachos es saludable por muchas razones.

Los investigadores, de la Universidad Estatal de Pennsylvania (conocida como Penn State, en inglés) en Estados Unidos, comprobaron que aquellas personas que consumen estos frutos secos experimentaban reducciones en la presión arterial, la resistencia vascular periférica y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés agudo.

Por otra parte, un estudio de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona (España), en el que participaron 50 voluntarios con niveles altos de glucosa en la sangre y, por lo tanto, una alta probabilidad de desarrollar diabetes en un futuro, ha determinado que el consumo de pistachos disminuye el riesgo de padecer dicha dolencia.

La doctora Nieves Palacios, experta del Centro de Medicina del Deporte, en España, destaca “las propiedades nutricionales del pistacho”, ya que una ración de 30 gramos (unas 50 unidades de este alimento) contiene “160 calorías, 3 gramos de fibra, 6 gramos de proteínas, 7 gramos de grasas monoinsaturadas y 4 gramos de poliinsaturadas, pero ninguna grasa saturada”.

Además de antioxidantes, como las vitaminas A y C, y el selenio, una ración de este fruto seco aporta el ocho por ciento del valor diario recomendado de magnesio y potasio y otros minerales como el hierro, que ayudan a ” prevenir las alteraciones vasculares”, de acuerdo a Palacios.   

Oficial del CMPD René Quiles
rquiles@cmpd.org

Si sabe de un crimen llame a la
Línea de Crimestoppers 704 334 1600.