Charlotte.- Hondureños y nicaragüenses, que están solicitando la renovación de sus licencias de conducir con los permisos de empleo, expedidos por  el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, que certifican que están amparados por el estatus de protección temporal, TPS, están siendo rechazados en las oficinas de la División de Vehículos Motorizados (DMV).

Las tarjetas de los hondureños tienen como fecha de expiración, el 5 de enero de 2015.

Pero, el gobierno federal ha explicado que los permisos de trabajo con esa fecha tienen validez, para los que no  haya recibido la nueva tarjeta, hasta el 5 de julio de 2015.

Jack Berryhill, conocido como “El Gringo”, quien ha seguido de cerca la renovación de las licencias de los tepesianos en tres ocasiones, contó que un individuo que solicitó inicialmente su intervención para sacar el documento recibió el permiso de trabajo con la nueva fecha que se extiende hasta el 5 de julio de 2016, y está en capacidad de obtener el permiso de manejar.

Sin embargo, Berryhill aclaró que ese no es el caso de todos los hondureños y nicaragüenses que tendrán que renovar sus licencias hasta el próximo 5 de julio.

“Todo depende de la fecha en que hayan solicitado la renovación del TPS, algunos no podrán sacar la licencia si el DMV no reconoce la ampliación otorgada por gobierno federal, y el gobierno federal no aclara las fechas con el DMV de Carolina del Norte”, dijo Berryhill.

“El Gringo” ha estado en comunicación con los abogados: Richard Crespo, del Departamento de Justicia en Washington y con Chris Brooks, del DMV , aquí en Carolina del Norte,  para resolver el impase.

Entre tanto Berryhill ha continuado acercándose a las oficinas del DMV para explicar la situación y solucionar los  problemas uno por uno. A “El Gringo” se le puede localizar en el (980) 833-5884.