Charlotte.-   El Centro Médico Carolinas (CMC) ha tomado una serie de medidas para confrontar la presencia de pacientes afectados con el virus de ébola en Charlotte.

Estas son algunas de las acciones:
Se han establecido protocolos de detección para los pacientes de alto riesgo en todos los puntos de acceso: servicios de urgencias, cuidados de urgencia, clínicas y consultorios médicos, para identificar y aislar los casos sospechosos rápidamente.

 Los signos y síntomas de ébola han sido revisados y evaluados ​​con el personal clínico. Se ha dado capacitación sobre el uso adecuado y la eliminación correcta de los equipos de protección  para el personal que pudiera entrar en contacto con un paciente infectado.

Un área del CMC ha sido  designada para los pacientes potenciales infectados por el ébola donde pueden ser aislados y tratados de distancia de la población de pacientes regulares.

Se ha establecido una ruta de transporte adecuado del paciente desde el servicio de urgencias a la zona de tratamiento designada, para proteger a los otros pacientes y al personal del CMC.

Se ha organizado un equipo de expertos en prevención  y tratamiento del ébola para responder a una situación de pacientes infectados.

Se han establecido protocolos para asegurar que todas las pruebas y análisis de sangre se realicen por separado de las pruebas regulares para proteger a los demás pacientes y a lostrabajadores de laboratorio.

Los preparativos del CMC siguen las  directrices de los Centros para el Control  y Prevención de Enfermedades (CDC).

El CMC  está preparado para proporcionar el tratamiento adecuado en un ambiente seguro para un paciente con ébola mientras se mantiene la seguridad del personal, los demás pacientes y los visitantes.

Se han estado llevando a cabo talleres y seminarios de de educación y simulaciones  por una emergencia de ébolaen todo el sistema de salud del CMC.

Se están aplicando los protocolos de detección para los pacientes que han viajado a África dentro de los 21 días  de incubación del ébola en las zonas de cuidados de urgencia, consultorios de atención ambulatoria y otros puntos de atención.

En caso de que un paciente sospechozo de  tener ébola llegue  a una de  las  instalaciones del CMC en el área de Charlotte el paciente será trasladado a una unidad de aislamiento específico.

El equipo de protección personal está en conformidad con las directrices de los CDC e incluyen batas, guantes dobles, cubiertas de pies, mascarillas quirúrgicas y protección para los ojos.

A petición del gobernador Pat McCrory, el Centro de Envenenamiento de las Carolinas, que es administrado por  el CMC, ha puesto en marcha una línea de ayuda para la salud pública para los residentes de Carolina del Norte para informar de síntomas o preguntas relacionadas con el Ébola: 1 (800) 222-1222 , opción 6.

 

Pacientes monitoreados

Al menos diez pacientes pacientes están siendo monitoreados en el Condado de Mecklenburg por ébola, revelaron las autoridades de salud locales.

De acuerdo con la información del Departamento de Salud y Servicios Sociales local (MCDHSS), cada uno de los individuos estuvo de visita en uno de los tres países africanos donde se ha dado la epidemia del mal, Liberia, Sierra Leona o Guinea.

“Las personas son consideradas de bajo riesgo, pero estamos  verificando su temperatura durante los 21 días de incubación de la enfermedad”, dijo a Qué Pasa-Mi Gente, Andrew Fair, portavoz del Gobierno del Condado de Mecklenburg.

Una de las primeras personas tratadas por ébola, que sobrevivió al mal, es la voluntaria de Charlotte Nancy Writebol, quien se contagió en Liberia, y fue tratada en agosto pasado en el Hospital Emory de Atlanta. Writebol está vinculada a la organización internacional Serving in Mission (SIM), que tiene su sede estadounidense en Charlotte.

Los directivos de Novant Health, que opera un gran número de centros de salud en el área de Charlotte, también ha señalado, al igual que el CMC, que están listos para confrontar una emergencia por ébola.

Entre tanto, en el Hospital de la Universidad de Duke, se monitoreaba a un paciente que llegó al condado Person en Carolina del Norte el sábado 1 de noviembre tras presentar fiebre. Había arribado de Liberia el viernes pasado. Las primeras pruebas de ébola dieron negativo.