Charlotte.- La propuesta de la compañía Duke Energy de incrementar sus tarifas entre el 14 y 17 por ciento, ha recibido duras críticas por parte de la comunidad y preocupa a muchos de sus clientes, sobre todo aquellos que pertenecen a la clase trabajadora.

A Graciela Soastegui, una mujer mexicana que vive en un vecindario al oeste de la ciudad desde hace 12 años, y paga entre 100 y 120 dólares mensuales de luz, le parece injusto que el año entrante tenga un aumento mayor.

“Tener que pagar cerca de 20 dólares más de luz, es terrible para nosotros, sobre todo en estos momentos cuando el trabajo está tan bajo”, comentó Soastegui a Qué Pasa-Mi Gente.

La mujer que trabaja en limpieza de oficinas, vive con su esposo y dos hijos en una pequeña vivienda de dos habitaciones, que carece de aire acondicionado y calefacción, y tampoco tiene lavaplatos eléctrico o equipo de lavadora y secadora.

“No entendemos por qué nos llega tan cara la luz”, replicó la mujer.

Según cuenta, el año pasado la factura de luz les llegaba entre 60 y 70 dólares.

Hace un mes, Soastegui comentó que ella y otros de sus vecinos recibieron de parte de Duke Energy, cajas gratuitas provistas con bombillas eficientes, a fin de ahorrar energía.

“Creo que se dieron cuenta de lo que pagamos aquí y por eso nos las mandaron. Vamos a ver qué sucede cuando nos llegue el recibo de la luz el próximo mes”, anotó.

Como Soastegui, miles de usuarios están indignados.

Por su parte, Duke Energy, dice que el incremento –si es aprobado por la Comisión de Servicios de Carolina del Norte (NCUC)- es con el fin de reemplazar sus antiguas plantas de energía por unas más eficientes y limpias.

“La compañía ha invertido 4,800 millones de dólares en su sistema eléctrico en los últimos dos años para beneficio de sus clientes”, se indica en un comunicado enviado a este semanario.

“Se ha solicitado el aumento de la tarifa porque los que pagan los clientes hoy no cubrirán por mucho tiempo los costos para poder servirlos”, añade el documento.

Este otoño, cuando las tarifas se ajusten, un usuario que usa 1,000 kilovatioshora al mes de electricidad, podría pagar aproximadamente 97.05 dólares, pero con el aumento de 17 por ciento para clientes residenciales, deberá pagar 19 dólares más.

La NCUC conducirá un total de seis audiencias públicas en todo el estado, para escuchar a los usuarios, la primera se sostuvo en Charlotte el pasado 11 de octubre, donde cerca de 300 personas se pronunciaron en contra de la medida.

La compañía indicó, que una vez termine este proceso el 28 de noviembre, se llevará a cabo un procedimiento llamado “evidentiary hearing” o “audiencia de prueba” y de ser aprobadas, las nuevas tarifas entrarán en efecto en febrero próximo.

Duke Energy, recomienda ingresar a su portal de internet para informarse sobre programas e ideas para el ahorro de energía en www.duke-energy.com/youtility