Charlotte.- La discusión sobre las “loncheras” por parte de los concejales que se preveía para el próximo jueves 8 de septiembre, fue cambiada a última hora para finales de octubre como parte de la agenda del Comité de Desarrollo Económico del Concejo Municipal.

Pese al retardo, para Héctor Vaca, organizador comunitario de Action NC, que trabaja desde comienzos del año con los dueños de estos negocios para que la ordenanza que los restringe desde 2009 sea revisada, “es una gran victoria que retomen el tema”.

“Anteriormente, el asunto fue discutido en el comité de seguridad cuando los veían como una molestia para la comunidad. Que ahora esté en el comité económico, significa que los ven como pequeños negocios”, expresó Vaca a Qué Pasa-Mi Gente.

A comienzos de junio pasado el Concejo con la oposición de cinco concejales, pasó una moción para revisar los puntos más restrictivos de la ordenanza como el horario de operación hasta las 9 de la noche, la ubicación a mínimo 400 pies de un vecindario y la permanencia de un máximo tres meses en el mismo lugar.

Asociaciones de vecindarios y policías se quejaron, de que las “loncheras” atraían el crimen, la congestión de vehículos y la vagancia de indeseables en torno a ellas.

Pero Vaca, ha tratado de demostrar lo contrario. “Se ha visto que la criminalidad baja cuando las ‘loncheras’ están presentes y a la vez sirven de vigías”, asegura.

El grupo de unos 15 propietarios de “carros de tacos” que en abril pasado se reunió con la concejal Nancy Carter, sostiene que de los más de 55 negocios que existían, apenas permanecen abiertos unos siete.

Carter insiste que, “son pequeños negocios y que no es justo quitarles oportunidades si no están amenazando a un vecindario o área”.

Pero el concejal Andy Dulin, que integra el comité económico, se opone a que la medida tenga cambios.

“Lamento de corazón la situación que enfrentan los dueños de estos negocios, pero creo que se tomó una buena decisión y la ordenanza debe mantenerse como está”, afirmó Dulin a este semanario.